Riberas (Gestamp) respalda el nuevo plan de Telefónica invirtiendo 25 millones en acciones de la compañía

El consejero duplica su participación en el capital del grupo tras adquirir unos 3,6 millones de títulos en un día

El presidente ejecutivo de Gestamp y miembro del consejo de administración de Telefónica, Francisco Riberas, ha invertido alrededor de 25 millones de euros en la compra de 3,6 millones de acciones de la empresa de telecomunicaciones, lo que muestra la confianza del consejero en la nueva estrategia puesta en marcha la semana pasada por la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete.

Según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Riberas adquirió este 2 de diciembre más de 3,57 millones de acciones a un precio unitario de 6,94 euros, lo que supone una inversión de 24,78 millones de euros. Además, el mismo día compró 29.714 acciones por 6,84 euros, lo que representa un desembolso de más de 203.000 euros.

Con estas adquisiciones, realizadas a través de la sociedad Halekulani, la participación de Riberas en el accionariado de Telefónica aumenta más del doble en comparación con la que tenía antes de esta operación, ya que pasa desde el 0,049% de la notificación anterior, comunicada en enero de 2018, hasta el 0,118%.

En concreto, el presidente ejecutivo de Gestamp posee 6,15 millones de derechos de votos de Telefónica de forma indirecta, que, teniendo en cuenta el precio de 6,717 euros a los que cerró la cotización de la operadora este martes, están valorados en más de 41,3 millones de euros. Esto le confirma además como el mayor accionista particular de la compañía.

Esta operación representa una muestra de la confianza de Riberas en el plan de acción presentado el pasado miércoles por Álvarez-Pallete, que servirá como catalizador de la transformación de la compañía y que persigue priorizar los mercados donde pueda ser relevante y crecer en un modelo sostenible a largo plazo.

Asimismo, esta nueva estrategia persigue impulsar las oportunidades de mayor potencial de crecimiento, apalancando a la vez el valor de sus infraestructuras, al mismo tiempo que permite incrementar la agilidad y mejorar la eficiencia.

En concreto, el plan incluye cinco medidas, entre las que se incluye centrar su foco en sus actividades en España, Brasil, Reino Unido y Alemania; escindir su filial de Hispanoamérica en una única sociedad con “todas las opciones abiertas”; crear dos unidades de negocio, Telefónica Tech y Telefónica Infra, y redefinir el centro corporativo con cambios en la estructura del comité ejecutivo de la empresa.

Print Friendly, PDF & Email
Share