R.Centroafricana.- La ONU y EEUU sancionan al líder del grupo armado 3R por abusos y violaciones de los DDHH en RCA

Naciones Unidas y Estados Unidos han anunciado sanciones contra el líder del grupo armado Retorno Reconciliación y Rehabilitación (3R), Abbas Sidiki, por su presunta responsabilidad en abusos y violaciones de los Derechos Humanos en República Centroafricana (RCA).

El comité del Consejo de Seguridad de la ONU para RCA ha acusado al grupo de Sidiki de «asesinatos, torturas, violaciones y desplazamiento de civiles», así como de participar en «tráfico de armas e imposición ilegal de impuestos».

En este sentido, ha destacado que el grupo «ha participado en una guerra con otras milicias desde su creación en 2015» y, pese a haber firmado el acuerdo de paz de febrero de 2019, «ha cometido actos contrarios al mismo y sigue siendo una amenaza para la paz, la estabilidad y la seguridad de RCA».

El organismo ha manifestado además que el propio Sidiki es responsable de torturas y «ha confirmado abiertamente a una entidad de la ONU que envió a cientos de sus elementos» a varias aldeas objetivo de ataques por parte de sus fuerzas, si bien «no ha admitido haber dado la orden de matar».

Por su parte, el Departamento de Estados Unidos ha anunciado igualmente sanciones contra Sidiki y ha recalcado que 3R es «un grupo asesino que ha cometido numerosos abusos de los Derechos Humanos y desplazado a miles de personas en RCA desde 2015».

Así, ha acusado al grupo de estar detrás de un ataque en septiembre de 2016 contra una localidad en la que fueron asesinados 17 civiles, mientras que varias mujeres y niñas fueron violadas, antes de recalcar que el propio Sidiki fue responsable de torturas.

«El 21 de mayo de 2019, 3R mató al menos a 34 civiles desarmados en tres aldeas en la provincia de Ouham-Pendé, en el noroeste de RCA, tras ejecutar de forma sumaria a los hombres adultos», ha dicho el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

En este sentido, ha recalcado que Sidiki ha sido sancionado «por ser responsable de ataques contra mujeres, niños o civiles a través de la comisión de actos de violencia, secuestros, desplazamientos forzosos o ataques contra instalaciones civiles o religiosas donde los civiles buscaban refugio».

Pompeo ha destacado además que Estados Unidos apoya el acuerdo de paz firmado en febrero de 2019 en el país y ha argüido que «es la mejor esperanza para un futuro libre de violencia e inestabilidad para los centroafricanos». «Este acuerdo recalca que toda violación probablemente expone a los responsables a sanciones internacionales», ha recordado.

«Estados Unidos no tolerará a aquellos que cometen abusos de los Derechos Humanos y evitará que estos actores se beneficien del sistema financiero estadounidense», ha remachado el secretario de Estado en su comunicado.

LA SALIDA DE 3R DEL ACUERDO

El grupo 3R anunció el 10 de julio un cese de sus hostilidades y pidió un alto el fuego en la ofensiva conjunta en su contra que mantienen el Ejército de RCA y la Misión Unidimensional Integrada de Naciones Unidas para la Estabilización en RCA (MINUSCA) desde un mes antes, que han mantenido sus operaciones.

Así, el grupo que lidera Sidiki mostró su disposición a volver al acuerdo de paz firmado en febrero de 2019 con el Gobierno, del que 3R es parte pero que abandonó a principios de junio, y se comprometió a no perpetrar ataques contra la población civil.

Sidiki anunció a principios de junio su salida del acuerdo de paz y aseguró que sus hombres «responderán hasta sus últimas fuerzas en caso de ataque contra sus bases» por parte de las fuerzas gubernamentales, días después de que la MINUSCA criticara las ambiciones expansionistas de 3R.

El acuerdo de paz en RCA no ha puesto completamente fin a la violencia en que se vio sumido el país a finales de 2013, que enfrentaba principalmente a los antiguos rebeldes Séléka, mayoritariamente musulmanes, con las milicias de autodefensa anti balaka , principalmente cristianas.

Además, el país tiene previsto la celebración de elecciones presidenciales a finales de este año en las que el presidente, Faustin-Archange Touadéra, aspira a su reelección, una votación en la que se enfrentará al expresidente François Bozizé.

Print Friendly, PDF & Email
Share