Podemos prosigue su estrategia de «rearme» a nivel municipal con la elección de portavoces y representantes de círculos

La formación busca aumentar su «capilaridad» en barrios y comarcas rurales

Podemos da un paso más a su estrategia de «rearme» a escala local con la elección de portavoces municipales y representantes de los círculos, proceso que arranca a partir de este lunes y se extenderá durante un mes.

La formación morada dispone de 810 Círculos activos en España (y 18 en el exterior del país) y los militantes censados en plazo para participar en este proceso alcanzan los 19.228 (aunque la formación tiene más militantes, con incorporaciones posteriores).

Una vez conformados los equipos dinamizadores de círculos y las personas enlace para futuras redes, el turno llega de los órganos locales. Por un lado está el Plenario, que es el órgano para los municipios con 50 militantes o menos formado por el conjunto de la militancia del círculo o círculos activos del municipio, donde se elige al portavoz municipal, con mandato mínimo de un año, así como un consejo de coordinación municipal, que tendrá un tamaño proporcional al número de militantes.

A su vez, está el Consejo de Círculos que estará compuesto por dos integrantes con al menos una mujer de cada círculo activo del municipio. Podrán ser las mismas o diferentes personas que las que formen parte de la red de círculos, y lo serán por un periodo mínimo de un año, que podrá ser ampliado. En estos municipios el conjunto de los militantes elegirán a un portavoz municipal, quien propondrá al Consejo de Círculos la creación del Consejo de Coordinación Municipal.

El Consejo de Coordinación Municipal de Podemos será el órgano tanto para municipios con Plenario, a partir de 11 militantes, como con Consejo de Círculos. Será elegido, en ambos casos, a propuesta del portavoz municipal, pero ratificado por los órganos anteriormente descritos, y deberá ser paritario.

MEJORAR LA IMPLANTACIÓN TERRITORIAL

Este modelo responde a la estrategia impulsada por la Secretaría de Organización estatal, que estableció la figura del militante, cuya creación se aprobó en la última Asamblea Ciudadana, y que dispondrá «de voz y voto» para elegir a los representantes en los órganos de dirección municipal, unido al pago de la cuota de tres euros.

Con ello, se pretende reforzar la estructura territorial de Podemos, afianzando su implantación local y supone un reconocimiento a los integrantes con mayor implicación en la actividad diaria del partido.

De hecho, la secretaria de Círculos de Podemos, Ana Marcello, ha explicado a Europa Press que este proceso era «una necesidad», pues aún «quedaba pendiente» desplegar «capilaridad» en los territorios y barrios.

La visión que persigue la formación morada no radica en «cuánta gente se hace militante, no perseguir un carnet», sino el comprobar cuántas personas asumen la «tarea activa» desde los círculos para avanzar en la transformación política y social a la que aspiran. Así, han constatado una respuesta de las bases «muy satisfactoria».

Para Marcello, la prioridad no es tanto la tarea organizativa o medir cuán grande es el partido, aspectos también relevantes, sino desplegar «capacidad de intervención» en lo local. «Aquí (en Podemos) es tan importante el quien se sienta en el Consejo de Ministerio como el que trabaja en los círculos», ha destacado.

Con este reparto de tareas y responsabilidades, Podemos a nivel local se centrará en la acción, la formación y la capacitación para hacer esa tarea de política «útil», de «entendimiento» con la sociedad civil y de «tejer alianzas» con otras «formaciones hermanas» y agentes sociales.

Los círculos tendrán así la misión de «salir fuera», y empezar desde lo municipal, el «repensar el papel en las instituciones desde abajo» para defender lo público desde «lógicas colectivas» en «los barrios y en la comarca rural» con una organización «importante» pero sobre todo «útil».

«Ese es el rearme y reconstrucción colectiva que se tiene que hacer», ha remachado la dirigente de Podemos en referencia a este proceso, que es continuo, y donde los inscritos son también «supernecesarios» junto a los militantes en una organización «mejor organizada».

MADRID YA ENCARA LA RENOVACIÓN

Las últimas elecciones municipales supuso una pérdida importante de la presencia de Podemos en las instituciones locales, cuando en 2015 gobernó siete ciudades del cambio . Ahora, su principal plaza es Barcelona por medio de los comunes . En Madrid, por ejemplo, tras formar parte de Ahora Madrid la desvinculación de la exalcaldesa Manuela Carmena y el sector errejonista gestó Más Madrid (formación más votada) y llevó a Podemos a decidir no concurrir a estos comicios.

Ahora, en esta ciudad clave, Podemos va a renovar a su dirección local en un proceso al que ya se han postulado el portavoz adjunto en la Asamblea de Madrid, Jacinto Morano, y el exasesor del Ayuntamiento de la capital en la pasada legislatura José Luis Nieto Pereira.

Print Friendly, PDF & Email