Oria felicita a Conservas El Capricho por “colocar a Cantabria en la élite alimentaria mundial”

El consejero afirma que va a seguir trabajando para que el sello de calidad IGP Anchoa del Cantábrico esté en marcha este 2019

SANTANDER, 12

El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación Jesús Oria, ha agradecido al director gerente de Conservas El Capricho, César Iglesias, “su contribución para situar a Cantabria en la élite europea del sector alimentario”, con su producto esturión Alma , que ha recibido el premio Innovation 2018 de la feria alimentaria más relevante a nivel mundial, SIAL 2018 de París, en la categoría de Productos de Mar.

En una visita a las instalaciones de la empresa, en Santoña, el consejero ha alabado su trayectoria de innovación con la que han logrado ser seleccionados como los mejores entre más de 2.300 productos de todo el mundo.

Oria ha felicitado también a las trabajadoras, ya que esa “mano experta de nuestras villas marineras” es “pieza clave de la altísima calidad de nuestros productos conserveros derivados de la pesca”.

IGP DE LA ANCHOA DEL CANTÁBRICO

El consejero se ha referido a la implantación de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) de la Anchoa del Cantábrico, de la que ha dicho “es una necesidad” porque dará más valor añadido al producto que se produce en la región, ya que la elaboración artesanal, a mano, de la anchoa y la materia prima de nuestras aguas le aportan unos estándares de calidad muy superiores al resto.

Oria, al que han acompañado en su visita los propietarios de esta pequeña conservera familiar, los hermanos César y José Luis Iglesias, así como la directora general de Pesca y Alimentación, Marta López, y el director de la ODECA, Fernando Mier, ha asegurado que pondrá todo su empeño para que a principios de la siguiente legislatura se pueda contar con ese sello para que las empresas que quieran incorporarse de forma voluntaria lo puedan hacer.

El director gerente de El Capricho, César Iglesias, ha agradecido la visita del consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación porque significa un reconocimiento a su trabajo.

“Somos una conservera con una fabricación reducida pero que siempre ha tenido la calidad como enseña”, ha afirmado Iglesias, que también ha destacado el apoyo del Ejecutivo regional para permitir a la firma asistir a las ferias alimentarias y la importancia de que la Administración “conozca nuestras necesidades y vean que sus ayudas sirven para algo”.

ESTURIÓN ALMA

El Capricho ha iniciado el pasado mes de mayo la elaboración del esturión Alma , que a finales de octubre ha recibido el premio de la feria de París SIAL, Innovation 2018, en la categoría de Productos de Mar.

La empresa en la que trabajan 15 personas, tiene 27 años de historia. Ocupa una nave de 1.200 metros cuadrados en el polígono industrial de Santoña. En los últimos tres años ha mantenido un crecimiento constante de las ventas que en 2018 valoran en el 20%.

Actualmente exportan a 11 países y desde que obtuvieron este galardón internacional sus exportaciones han crecido un 400%, según ha informado el Gobierno regional en un comunicado.

Su producto principal es la anchoa en salazón y elaboran además bonito y esturión. Su consumo anual supera los 20.000 kilos de bocarte del Cantábrico, los 12.000 kilos de bonito fresco del Cantábrico y 3.000 kilos de esturión pequeño (desde que iniciaron la producción en mayo), procedente de una piscifactoría de Teruel.

La empresa forma parte del consorcio de exportación Santander Fine Food y ha recibido en concepto de subvenciones de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación cerca de 9.000 euros.

Print Friendly, PDF & Email
Share