Orban dice que quiere la victoria del PPE pero no descarta aliarse con Salvini

“Angela Merkel no se ha ido aún pero ya la echamos de menos” en Europa, asegura el primer ministro húngaro

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, ha asegurado este viernes que quiere que el Partido Popular Europeo (PPE), al que pertenece Fidesz, la formación que preside, gane las elecciones europeas, si bien no ha descartado aliarse con el líder de la Liga, Matteo Salvini, que busca formar un grupo que aglutine a populistas de derecha en la Eurocámara.

En una entrevista concedida el diario alemán Bild , Orban ha dejado claro que la continuación de Fidesz en la familia popular “depende del PPE”. El partido ha suspendido al Fidesz por su deriva antieuropea, si bien sus eurodiputados aún forman parte del grupo parlamentario en la Eurocámara.

“Yo siempre hago todo lo que puedo por el éxito del PPE. Quiero que el PPE gane las elecciones europeas”, ha asegurado Orban. Pero a continuación, ha añadido, “tendremos un doloroso debate sobre el camino a seguir”.

“No quiero que el PPE ate su futuro político a la izquierda”, ha recalcado, rechazando así la coalición que históricamente han mantenido en el Parlamento europeo conservadores y socialdemócratas y que tras estas elecciones podría necesitar del respaldo de otros grupos, como los liberales.

En opinión del primer ministro húngaro, “en Europa hoy en día la izquierda política defiende ideas que destruirán a Europa”. “En lugar de frenar la inmigración, quieren facilitarla”, ha denunciado Orban, que ha hecho de su política de mano dura contra la migración su seña de identidad.

Según Orban, “los alemanes tendrán que pagar el precio” de las políticas socialistas de la izquierda, “y en menor medida también los centroeuropeos”.

“SALVINI ESTÁ HACIENDO UN BUEN TRABAJO”

Así las cosas, ha sostenido que el viceprimer ministro “Salvini está haciendo un buen trabajo en Italia, así que no podemos descartar ninguna alianza después de las elecciones”.

El líder de la ultraderechista Liga ha estado cortejando a las principales fuerzas populistas y de derecha con vistas a formar una gran alianza en la Eurocámara y aglutinar fuerzas, ya que en la actualidad populista y euroescépticos están divididos en tres grupos parlamentarios.

Por otra parte, Orban ha dejado claro su rechazo tajante al candidato del PPE a encabezar la Comisión Europea, el alemán Manfred Weber, de quien ha dicho que “no está dispuesto a luchar por sus propios valores” y es un “líder débil”.

El primer ministro ha reprochado a los líderes de la partido el haber cedido a los partidos escandinavos y del Benelux que defendían la salida de Fidesz del PPE. “Nunca en mi vida había visto un mayor acto de estupidez política”, ha dicho sobre la suspensión de su partido.

“ME CREERÉ QUE MERKEL SE VA CUANDO LO VEA”

Orban también se ha pronunciado sobre la próxima salida de la política de la canciller alemana, Angela Merkel, cuando expire su mandato en 2011. “Me creeré que Merkel se va cuando lo vea”, ha afirmado, sosteniendo que ha sido “la mayor guerrera de Europa y en los últimos años ha superado a muchos hombres”.

En opinión del primer ministro húngaro, “quien la subestima comete un error” y su marcha dejará “un enorme vacío” en Europa. Desde que dejó la presidencia de su partido, “no ha habido un verdadero liderazgo en Europa”.

“Europa necesita un canciller alemán fuerte, con ideas claras y sólidas. Esta es la verdad, nos guste o no. Angela Merkel no se ha ido aún, pero ya la echamos de menos”, ha remachado.

Print Friendly, PDF & Email
Share