Òmnium incide en “el deber cívico de defender derechos” en la presentación del libro de Cuixart

Defienden la desobediencia civil si es necesaria para conseguir el derecho a la autodeterminación

BARCELONA, 11

El vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, ha subrayado este jueves “el deber cívico de defender los derechos” que tiene la sociedad catalana en la presentación del libro del presidente de Òmnium, Marcel Mauri, Ho tornarem a fer (Ara Llibres).

Durante el acto, varias personas del entorno del líder de Òmnium encarcelado han leído varias frases del libro, como su mujer, Txell Bonet, que ha recitado: En la prisión he aprendido que no nos harán renunciar a la esperanza. Actuar como si fuéramos libres nos hace cada día más libres .

El exdiputado de la CUP David Fernàndez ha leído La desobediencia civil es un acto de coherencia y de responsabilidad: es la voz de la conciencia que late en toda la humanidad ; mientras que el cantante Gerard Quintana ha leído Es la obediencia civil la que permite que los océanos sean mares de plástico, que los refugiados mueran en nuestras fronteras .

El vicepresidente de Òmnium ha terminado con Y sí, lo volveremos a hacer. Lo haremos por amor a la vida , antes de comenzar con el debate que Mauri ha compartido con la socióloga y activista Iolanda Frensillo y el filósofo Xavier Antich.

Mauri ha recordado que la entidad soberanista cumple este jueves 58 años y que “en lugar de sacar un pastel” presentan el libro de su presidente, que les llena de orgullo, y ha asegurado que es la palabra de la convicción y la honestidad que representa Cuixart.

“La esperanza nace en las personas, en una ciudadanía que no retrocede, que defienden sus propios derechos y no deja que se los roben. Cada día hay gente en el país que no les llora en la calle, sino que les reivindica cada día”, ha expresado.

En su libro, Cuixart llama al soberanismo a abandonar los tacticismos partidistas y “fortalecer estrategias claras y compartidas” a partir de los consensos de la sociedad civil, una idea compartida por Mauri, que también se ha referido a las luchas compartidas de la sociedad.

El vicepresidente de la entidad ha recordado que Luchas compartidas fue una campaña de Òmnium, con la que querían transmitir que los derechos solo se conquistas con luchas compartidas.

Mauri ha subrayado que Cataluña es una sociedad con conciencia colectiva, pero con miradas diferentes en tanto que es diversa: “Pero somos una sociedad, un país, donde hay grandes consensos, de cifras tan amplias de gente en contra de que los presos estén en la cárcel, de la represión, que creen que la solución es el diálogo para poder decidir, para poder votar”.

RESPUESTA A LA SENTENCIA

En cuanto a la respuesta que se dé a la sentencia del Tribunal Supremo en el proceso contra los impulsores del 1-O, ha recordado que el objetivo de Òmnium es incidir en el conjunto de la sociedad catalana: “Que sea una palanca para reafirmar los consensos de país, ante los que quieren presentarnos como una sociedad dividida”.

“Dar una respuesta de forma cohesionada y amplia. Si este país está dividido por algo es por cosas como la pobreza. Pero somos una sociedad muy fuerte en la defensa de derechos y libertades”, ha zanjado.

DESOBEDIENCIA CIVIL

Otro de los temas que se han abordado durante el debate es la desobediencia civil, que los tres ponentes han defendido utilizar en ese Lo volveremos a hacer –siempre que sea necesario, han subrayado– y Antich ha lamentado que se interprete como un acto individual, de infracción, de incumplimiento de una ley cuando la desobediencia civil es “colectiva ante una ley que es o se considera injusta”.

Preguntada por qué significa ese Lo volveremos a hacer y cómo se haría, Fresnillo ha expresado que se trata de defender la decisión colectiva que se tome “para conseguir el derecho a la autodeterminación”.

Print Friendly, PDF & Email
Share