Marín (Cs) ncide en que «no existe» el criterio de que una provincia deba estar dos semanas en una misma fase

SEVILLA, 22

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín (Cs), ha señalado tras la reunión de la comisión parlamentaria de seguimiento del covid-19 que «no existe» el criterio de que una provincia tenga que estar en una misma fase de desescalada dos semanas, algo que «ya rompió el propio Gobierno» cuando la semana pasada «autorizaba después de una semana en fase 0 a Málaga y a Granada a pasar a fase 1».

Marín ha indicado respecto a la decisión del Ministerio de Sanidad de no autorizar el pase a la fase 2 de las provincias de Málaga y Granada que «no entendemos, creemos que no es de recibo, con los datos que tiene nuestra comunidad autónoma en materia sanitaria, que Andalucía no pueda estar en fase 2 el próximo lunes».

Y es que, sostiene, «muchas» de las empresas y negocios, especialmente del sector servicios, de hostelería que permanecen aún cerrados pudieran empezar a hacerlo con un 40 o 50 por ciento de su capacidad. «Creemos que esta medida es perjudicial para el conjunto de la economía andaluza y para sectores como el turístico, y esperamos una rectificación, como sucedió la semana pasada por parte del Gobierno de España», añade.

El vicepresidente continúa explicando que otro «importante» problema tratado este viernes es la situación económica y social de la región, pues las previsiones llevan a una pérdida del Producto Interior Bruto (PIB) en la comunidad este año, «de entre un 8,3 en el caso más optimista hasta un 15 por ciento en el más pesimista».

«Esto, unido al acuerdo de la derogación de la reforma de la ley laboral por el PSOE, Unidas Podemos y Bildu, decisión que, de llevarse a cabo, tendrá un impacto en el empleo muy perjudicial», manifiesta Marín, que añade que el actual sistema laboral lleva a una pérdida por cada punto del PIB de un punto en materia de desempleo, «mientras que esa reforma multiplicaría por tres la pérdida de empleo en nuestra comunidad».

Desde las distintas organizaciones empresariales «se ha hablado sobradamente sobre este asunto, y de que tendría que haber una reconsideración por parte del Gobierno, máxime cuando ha sido una decisión tomada a espaldas de todos y que nada tiene que ver con la negociación de la prórroga del estado de alarma en este momento».

PIDE MARCHA ATRÁS AL CONFINAMIENTO DE TURISTAS

Otra de las preocupaciones más importantes de los grupos parlamentarios ha sido la de la vuelta a la actividad en las playas y sobre todo en el sector turístico, prosigue el también consejero de este ramo. «Todos han manifestado que es necesario que el Gobierno dé marcha atrás en ese confinamiento de 14 días de todos los turistas que decidan venir a nuestro país, pues eso, sin lugar a dudas, está congelando las reservas y paralizando al sector, puesto que nuestros competidores en Portugal, Turquía y Grecia y en muchos países europeos esas medidas no las llevan a cabo: sí un control sanitario y tomas de temperatura a la hora de entrar y salir del país, pero no un confinamiento de 14 días en una habitación de un hotel o apartamento».

Además, la apertura de las playas es otra de las «incógnitas». Dice Marín en este sentido que «estamos a la espera de que los ayuntamientos remitan sus planes de contingencia para poder abrir sus playas y para saber en qué condiciones lo van a hacer, porque desde la Junta se están poniendo medios materiales y humanos a disposición de los ayuntamientos para que lo puedan hacer con garantías, pero al final son los ayuntamientos los que decidirán si abren o no y cuándo lo hacen».

Y es que «una vez que se pase a la fase 2 tal y como estableció el BOE, y lo harán a partir del 25 las provincias de Huelva, Almería y Cádiz, el baño estará autorizado, pero otra cuestión es que los ayuntamientos no habiliten las playas con las medidas de seguridad y no se sientan responsables de esta decisión de los ciudadanos».

De ahí la petición común de todos los grupos a la «responsabilidad», y que han demostrado los ciudadanos andaluces hasta el día de hoy, «y que tenemos que seguir demostrando cuando decidamos bañarnos a la playa o en las piscinas». Todo ello está regulado y la semana que viene se harán públicas unas guías prácticas con todas las recomendaciones para el baño, para la permanencia en playas, bares y en todo lo que tiene que ver con esta actividad que ya se abre para este próximo verano «y donde esperamos que el impacto económico, la pérdida de empleo en la región sea la menor posible».

«Hemos quedado emplazados para una nueva reunión el próximo viernes, que desconozco si será la última, puesto que se nos ha trasladado por parte de la presidenta del Parlamento la posibilidad de que pudiesen llevarse a cabo ya las sesiones parlamentarias con normalidad», finaliza.

Print Friendly, PDF & Email
Share