Álvarez (UGT) califica de «indecencia moral y ética» abusar de los ERTE y pide responsabilidad

Ve «pornográfico» que se pida inversión en las empresas y a la vez rebajar impuestos

LOGROÑO, 1

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha considerado hoy que, más allá de que sea un «delito» y una «ilegalidad» presentar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) y que la persona siga trabajando, es una «indecencia moral y ética abusar» de ellos.

Álvarez, con motivo de su visita a La Rioja, ha ofrecido, junto al secretario general de UGT regional, Jesús Izquierdo, una rueda de prensa en la que ha pedido a las empresas sean «responsables y no aprovechen el momento para hacer cash».

En un encuentro informativo que ha comenzado con un recuerdo a las personas fallecidas por Covid-19, así como aquellas que están saliendo de la enfermedad, Álvarez ha destacado que «los ERTE se han convertido en el instrumento fundamental de flexibilidad».

«Esta pandemia», ha dicho, «ha demostrado que la reforma laboral ha sido inútil» porque los ERTE han ofrecido flexibilidad «sin tener que usar ninguno de los instrumentos de regulación de la anterior reforma laboral del 11 y del 12».

El líder de UGT se ha mostrado «satisfecho» de «haber podido mantener hibernando una parte del empleo» y ha pedido a los empresarios que «no abusen de los ERTE».

A quienes lo hagan, les ha advertido de que «no se confíen», porque «eso no va a quedar impune». «Hoy con un poco de tiempo todo se sabe, se va a poder visualizar y se va a perseguir. Todos tenemos la obligación de denunciarlo», ha añadido.

En la nueva normalidad ha creído «absolutamente necesario recuperar la reunión física de negociación», porque «cuando hay que decidir, cuando hay que negociar, hay que hacerlo presencialmente».

Álvarez también se ha referido al Ingreso Mínimo Vital. Considera que se ha «conseguido tarde, porque viene siendo tan necesario como los ERTE desde marzo», ya que «hay muchísima gente que trabajaba en la economía sumergida y se quedó sin nada en su casa».

Le ha parecido «terrorífico» ver cómo ha aumentado la pobreza, con «gente durmiendo en la calle» en las grandes ciudades, cuando «este país tiene recursos» y «el mínimo vital tiene que ser generoso».

«No queremos que se convierta en una renta para que la gente se quede», ha dicho, «sino que sea un paso para ofrecer instrumentos de formación y orientación para que las personas puedan encontrar trabajo».

A partir de ahora, ha dicho, hay dos elementos importantes. En primer lugar, ha pedido una auditoría independiente pública que diga qué ha pasado en las residencias de ancianos y que se tiene que hacer para que no vuelva a pasar.

Lo que «ya sabemos», ha dicho, es que a más personal, menor catástrofe; donde había representación sindical la catástrofe ha sido «sustancialmente inferior»; y que en las residencias públicas la catástrofe ha sido menor.

«No podemos entregar a las personas mayores a la economía de mercado», ha aseverado al tiempo que ha calificado de «ridículo» culpar al vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias.

En segundo lugar, ha definido como «pornográfico» pedir inversión en las empresas y, a la vez, rebajar los impuestos. «En qué país vivimos», se ha preguntado, «en el que salen euros de las fuentes», ha ironizado.

Ha indicado que «en España la presión fiscal es baja, casi siete puntos por debajo de la zona euro», añadiendo que «sobre todo tienen que pagar los que más tienen, y esa reforma hay que hacerla».

«Este país», para el responsable de UGT, «tiene la gran oportunidad de hacer una reconstrucción industrial medioambientalmente justa». También ha visto necesario una ley de teletrabajo, aunque con un necesario «debate en profundidad».¡

Print Friendly, PDF & Email
Share