Luis Arce, el candidato presidencial del MAS de Morales, llega a Bolivia de cara a los comicios del 3 de mayo

El ex ministro de Economía de Bolivia Luis Arce, candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS) de Evo Morales a las elecciones presidenciales del 3 de mayo, ha llegado este martes a La Paz procedente de Argentina para participar en el proceso electoral.

Arce ha llegado sobre las 7.45 (hora local) al aeropuerto internacional de El Alto, donde ha sido recibido por un numerosos simpatizantes del MAS. «Saludo la espontánea concentración del pueblo paceño (…) para recibir al candidato y futuro presidente de Bolivia», ha valorado Morales en Twitter.

Entre quienes le han dado la bienvenida a La Paz destaca el ex ministro de Exteriores David Choquehuanca, que le acompañará en la contienda electoral como candidato del MAS a la Vicepresidencia.

El aspirante al Palacio Quemado ya avanzó el lunes que este martes volvería a Bolivia, de donde huyó el pasado mes de noviembre en el marco de la crisis política que se desató por las «irregularidades» detectadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) en las elecciones presidenciales del 20 de octubre.

Arce recaló en México, al igual que Morales y otros antiguos colaboradores, donde permanece en calidad de asilado político. No obstante, en los últimos días ha viajado a Argentina para reunirse con el líder indígena, que está refugiado en la nación austral.

Está previsto que Arce se reúna en las próximas horas con la dirección nacional del MAS, así como con representantes del Pacto de Unidad y de la Central Obrera Boliviana (COB), organizaciones afines, según ha informado al diario local La Razón el diputado del MAS Henry Cabrera.

Arce, que el lunes avanzó su regreso para este martes, ha denunciado que «las condiciones en este momento no son las mejores para realizar una campaña electoral» porque los dirigentes del MAS están siendo «perseguidos y amedrentados».

El propio Arce está siendo investigado por un presunto fraude del Fondo Indígena pero, según aclaró el lunes la Fiscalía boliviana, no existe ninguna orden de detención en su contra.

Con estas elecciones presidenciales, Bolivia aspira a zanjar una crisis política que se saldó con más de 30 muertos por los enfrentamientos entre simpatizantes y detractores de Morales y con las fuerzas de seguridad.

El nuevo Gobierno de Jeanine Áñez y el MAS llegaron a un acuerdo para celebrar nuevas elecciones que veta expresamente a Morales como candidato presidencial, por lo que se limitará a dirigir la campaña desde Buenos Aires.

Áñez también competirá el 3 de mayo, engrosando así la nutrida lista de candidatos presidenciales entre la oposición a Morales, integrada también por los ex presidentes Carlos Mesa y Jorge Tuto Quiroga y por el líder cívico Luis Fernando Camacho, entre otros.

Print Friendly, PDF & Email
Share