Los diabéticos piden en el Congreso equidad en el acceso a sensores de glucosa en todas las CCAA

Pacientes diabéticos, la Sociedad Española de Diabetes (SED) y la Federación Española de Diabetes (Fede) han celebrado este jueves, Día Mundial de su patología, una jornada en el Congreso de los Diputados, donde han reclamado, entre otros aspectos, que se garantice la disponibilidad de los sensores de monitorización de glucosa tipo flash financiados entre los pacientes con diabetes tipo 1, independientemente de su comunidad autónoma.

“Tenemos problemas con el acceso a estos sensores o a los nuevos fármacos dependiendo de la comunidad autónoma. Eso no es equitativo y trae problemas para los pacientes”, ha reivindicado la presidenta de la SED, Anna Novials, durante la jornada, que ha tenido lugar en la Sala Ernest Lluch del Congreso, aunque sin la presencia de representantes de partidos políticos. Esta noche, la fachada del Parlamento español se teñirá de azul para conmemorar este día.

Este año, el Día Mundial de la Diabetes tiene como título Diabetes y Familia . Por ello, en el acto ha participado la familia Ballesteros Gómez, que tiene varios miembros afectados por diabetes tipo 1. En concreto, la madre, Gema, que la padece desde los cuatro años, y una de sus hijas, diagnosticada en 2015. Además, el hermano de Gema, Carlos, también está afectado por la patología.

Gema y su hija sí que tienen acceso gratuito a los sistemas de monitorización de glucosa tipo flash . Gema, por la retinopatía diabética que sufre, que le ha hecho perder la visión del ojo izquierdo; y su hija, al ser menor de 18 años. Carlos, en cambio, aún no puede acceder de forma financiada a estos dispositivos, que evitan una gran cantidad de pinchazos para controlar la glucosa. El pasado 8 de mayo, el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) se comprometió a financiar también estos sistemas a todos los adultos antes del 31 de diciembre de 2020.

“Yo, por suerte, puedo pagar el precio de estos sensores. Pero tenemos que eliminar las diferencias entre comunidades autónomas, porque muchas familias no se los pueden costear”, ha comentado Carlos, quien ha abogado igualmente por contar con “más educadores y nutricionistas” que permitan una mejor gestión de la diabetes de los pacientes, de forma que estén más concienciados sobre su propia enfermedad y su control.

“Hay que buscar estrategias para la prevención. Si todo funciona bien, evitamos las complicaciones asociadas a la enfermedad, que pueden ser severas. Necesitamos información para la sociedad y para los pacientes, como educación terapéutica, una labor que normalmente realizan los enfermeros y que pueden evitar problemas. Cuanto mejor lo hagamos, más reduciremos los costes de la diabetes. Que lo anote el nuevo presidente del Gobierno”, ha argumentado Anna Novials.

EL COSTE DE LA DIABETES

La diabetes tiene costes para las arcas del Estado por un valor de 23.000 millones de euros (5.400 millones de gasto directo y 17.600 de indirecto). En España, alrededor de unos 6 millones de personas padecen esta enfermedad, sumando los diferentes tipos (1, 2 y gestacional), de los cuales 5,3 millones son pacientes con diabetes mellitus tipo 2, la que está asociada a la obesidad, según datos del Estudio di@bet.es . Cada año se diagnostican más de 386.000 nuevos casos.

Al respecto, el padre de la familia Ballesteros Gómez, Ángel, ha cuantificado en 20.160 euros desde enero de 2016 lo que han invertido en diferentes opciones de tratamiento y control de la diabetes, una cifra similar a pagar una hipoteca, como ha recordado. Por ejemplo, su hija cuenta con unos innovadores dispositivos de medición de glucosa, que la controlan a todas horas. Así, la familia puede saber al momento si su hija sufre algún tipo de bajada o subida de la glucemia a distancia y poder actuar consecuentemente.

Sin embargo, y a pesar de estas innovaciones, la madre reclama más enfermeros escolares para dar tranquilidad a la familia en caso de alguna complicación de la enfermedad de su hija. “Conseguimos que pusieran una enfermera en el colegio, pero cada año es distina y no está toda la jornada. Sin enfermera, los profesores ponen todo su esfuerzo, pero no es suficiente”, ha lamentado.

Print Friendly, PDF & Email
Share