Las avellanas mejoran los niveles de dos micronutrientes clave en los mayores

Las avellanas mejoran significativamente los niveles de dos micronutrientes clave en personas mayores, según indica una investigación de la Universidad Estatal de Oregón (OSU, por sus siglas en inglés), Estados Unidos.

En el estudio, 32 personas mayores de 55 años comieron aproximadamente 57 gramos de avellanas cada día durante 16 semanas. Los resultados mostraron un aumento de las concentraciones sanguíneas de magnesio y niveles urinarios elevados de un producto de degradación del alfa tocoferol, comúnmente conocido como vitamina E.

Los hallazgos, publicados en el Journal of Nutrition , han subrayado que los mayores tienen un riesgo particular, el de las concentraciones más bajas de micronutrientes, asociado con un mayor riesgo de problemas de salud relacionados con la edad, incluida la enfermedad de Alzheimer.

“Esta es una de las primeras veces que un estudio de este tipo se enfoca solo en adultos mayores”, ha destacado el coautor e investigador del Instituto Linus Pauling de OSU, Alex Michels. La autora del estudio, Maret Traber, ha señalado que ella y sus colaboradores utilizaron un nuevo biomarcador, un metabolito alfa tocoferol, para determinar que las avellanas habían mejorado los niveles de vitamina E en los sujetos.

Es difícil determinar los cambios en los niveles de a-tocoferol en la sangre de los adultos mayores porque “tienden a elevar los niveles de colesterol, lo que hace que se retenga más a-tocoferol en este fluido”, ha explicado Traber. Entonces, lo que se hizo fue “mirar la orina para ver qué cantidad de catabolita contenía la vitamina E”. La catabolita solo debería aumentar si el cuerpo está recibiendo suficiente vitamina E.

El catabolito, alfa carboxietil hidroxicromanol (a-CEHC), es una molécula de vitamina E donde la cola “ha quedado en nada”, parte del proceso de descomposición natural de la vitamina E “cuando el cuerpo la usa”, según Michels. De esta forma los investigadores descubrieron que los niveles de a-CEHC en la orina aumentaron en casi todos los participantes.

El análisis de sangre mostró disminuciones en la glucosa y lipoproteínas de baja densidad, también conocidas como colesterol malo, además de aumentos en el magnesio. Los hallazgos han demostrado el poder de agregar avellanas a la dieta, la vitamina E y el magnesio son dos de los micronutrientes menos consumidos en la población de los Estados Unidos. A su vez, las avellanas son una gran fuente de grasas saludables, cobre y B6.

Print Friendly, PDF & Email
Share