La oposición no reconocerá el resultado de las elecciones en Burkina Faso por las irregularidades

Los candidatos de la oposición a las presidenciales del domingo en Burkina Faso han anunciado que no están dispuestos a reconocer el resultado dadas las irregularidades constatadas durante la jornada electoral y que, según ellos, beneficiaron al actual presidente, Roch Marc Christian Kaboré.

Por boca de Tahirou Barry, quien ejerció de portavoz de los candidatos firmantes de una alianza contra Kaboré, han adelantado que «no aceptarán los resultados manchados por irregularidades y que no reflejan la voluntad del pueblo burkinés». Entre los firmantes del acuerdo figuran los dos principales candidatos de la oposición, el líder de Unión para el Progreso y el Cambio (UPC), Zéphirin Diabré, y el del Congreso para la Democracia y el Progreso (CDP), Eddie Komboigo.

En rueda de prensa celebrada este lunes por la tarde en Uagadugú, la capital, Barry ha criticado la organización de los comicios por parte de la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI), a la que ha acusado de modificar los colegios electorales en los que se podía votar.

Según el portavoz opositor, algunos colegios electorales que «estaba previsto que abrieran permanecieron cerrados mientras que otros que no debían abrir por la inseguridad fueron abiertos en el último minuto sin una concertación previa de los actores políticos y sin el aval del Consejo Constitucional, como se debía».

Como consecuencia de ello, la oposición no ha podido contar con observadores en estos colegios, mientras que en otros se constató la apertura tardía, como en un colegio de Uagadugú, que «abrió a las 17.00 horas y cerró a las 18.00 dejando a miles de personas sin votar», explicó Barry. También se ha constatado que el traslado de los votos en algunos de los casos no se hizo de forma segura, según informan los medios locales.

Tras expresar la «consternación» de los candidatos opositores por el modo en que la CENI organizó la votación, también criticó el hecho de que este lunes comenzara a publicar los resultados en algunas provincias y que eran «ampliamente favorables a la mayoría saliente».

«Pese a nuestras múltiples advertencias en contra de cualquier proclamación precipitada de los resultados, este lunes 23 de noviembre, poco después de las 13.00 horas, la CENI ha comenzado a anunciar resultados de las presidenciales», lamentó, denunciando en particular que se hiciera sin un recuento manual previo.

EXIGEN LA «ANULACIÓN DE ESTA FARSA»

En declaraciones posteriores, Moussa Zerbo, miembro del UPC de Diabré, optó por reclamar «simple y llanamente la anulación de esta farsa que no vamos a reconocer» dado que numerosos burkineses no pudieron ejercer su voto, según informa el portal Infowakat.

Así las cosas, la CENI procedió a suspender el lunes por la tarde el anuncio de más resultados. En declaraciones por la noche en la televisión estatal, su presidente, Newton Ahmed Barry, reconoció que hubo «algunas dificultades» en la organización de la cita con las urnas si bien defendió que en la mayoría de los casos se consiguieron superar a lo largo de la jornada.

Respecto a la apertura de colegios electorales que no estaban previstos, el presidente de la CENI ha asegurado que se consultó al Consejo Constitucional, según informa el portal Sidwaya.

Kaboré partía como favorito para la reelección en unos comicios que ya de antemano no se iban a celebrar en todo el territorio debido a la persistente inseguridad. El presidente lo tendría más complicado en caso de ser necesaria una segunda vuelta, dado que los principales candidatos opositores han sellado un pacto para apoyarse entre sí y derrotar al mandatario.

Print Friendly, PDF & Email