La ONU pide una solución urgente para los 43 migrantes rescatados por la ONG Sea Watch

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha reclamado una solución urgente para los 43 migrantes y refugiados que permanecen a bordo del barco de la ONG Sea Watch, cerca de las aguas territoriales de Italia, y ha recordado que Libia no es un país seguro para su traslado.

El Sea Watch 3 rescató a 53 personas de un bote de goma frente a Libia el 12 de junio. El ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, permitió el sábado el traslado a puerto de diez de estas personas por razones médicas, pero las 43 restantes están “cada día más preocupadas por su futuro y por la posibilidad del desembarco”.

“Necesitamos llevar a estas personas a un lugar seguro cuanto antes”, ha afirmado la capitana de la embarcación, Carola, en un vídeo publicado por la organización en redes sociales en el que ha recordado que se arriesgan a ser multados con hasta 50.000 euros si entran en aguas de Italia.

La OIM ha pedido una solución para este caso y ha insistido en que Libia, país en el que se ha propuesto el desembarco de estos 43 migrantes, sigue viviendo una situación “extremadamente peligrosa” por los violentos enfrentamientos en torno a Trípoli, según un responsable de la organización, Federico Soda. “Se trata de un contexto muy dramático, confirmado también por los inmigrantes recién desembarcados en Italia”, ha añadido en un comunicado.

Según el Ministerio de Interior de Alemania, más de 50 ciudades y municipios alemanes ya declararon por escrito que aceptarían a los migrantes. Sin embargo, el Gobierno alemán no ha dado ningún paso al respecto, a la espera de una solución europea que no termina de llegar en este caso.

Italia es uno de los principales destinos para las pateras que salen del norte de África rumbo al sur de Europa. En lo que va de año, al menos 343 migrantes y refugiados han perdido la vida en la zona central del Mediterráneo, según el balance de la OIM.

Print Friendly, PDF & Email
Share