La ONU anima a las partes del conflicto de Yemen a comprometerse a un alto el fuego por el coronavirus

El enviado especial de Naciones Unidas para Yemen, Martin Griffiths, ha animado este jueves a las partes enfrentadas en el conflicto de Yemen a llevar sus compromisos para un alto el fuego en el país a la práctica, debido a la crisis derivada por la pandemia de coronavirus.

En este sentido, Griffiths ha reconocido las «respuestas positivas» del Gobierno de Yemen y el movimiento insurgente huthi a la petición del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, de un alto el fuego.

«Espero que los partidos se adhieran a sus palabras y pongan el interés de la población yemení sobre todo lo demás», ha señalado Griffiths, que se ha declarado «inspirado» por la petición de paz por parte de los yemeníes «de todo el espectro político y social».

«El mensaje para los líderes políticos está claro: detengan la guerra ahora y luchen contra el enemigo común, el Covid-19», ha insistido el enviado especial de la ONU para Yemen a través de un comunicado difundido por la web humanitaria del organismo, ReliefWeb.

«Piden que las confrontaciones militares se detengan mientras se proporciona una respuesta instantánea a la propagación del virus. Demandan que los líderes de todo Yemen se unan para prevenir y responder a un brote mayor», ha subrayado.

Así las cosas, Griffiths ha pedido a ambas partes «una reunión urgente» para discutir cómo llevar a cabo el alto el fuego. «Espero que las partes presten atención al deseo de paz de los yemeníes e inmediatamente cesen todas las hostilidades militares», ha trasladado.

Además de Guterres, diversas organizaciones y ONG han reclamado un alto el fuego en Yemen, que vive sumido en una guerra civil desde hace cinco años. Los sistemas de agua y saneamiento del país, dos elementos clave a la hora de afrontar la pandemia de coronavirus, están debilitados. El Covid-19 aún no ha llegado al país asiático pero, si lo hiciera, las ONG alertan de que el país no está preparado para afrontarlo.

El conflicto en Yemen, que enfrenta al Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi, apoyado por una coalición militar liderada por Arabia Saudí, y los rebeldes huthis, respaldados por Irán, ha provocado la mayor crisis humanitaria mundial y dejado más de 100.000 muertos.

Print Friendly, PDF & Email
Share