La consulta popular apuesta por un modelo de ciudad que prime la regeneración

La redacción del plan estructurante saldrá a licitación a principios de año y estará aprobado ante de fin de legislatura

La consulta popular realizada por la Concelía de Urbanismo previa a la redacción del nuevo Plan General de Santander (PGS) ha identificado como aspectos con mayor necesidad de mejora las diferencias entre barrios, la regeneración urbana, la integración ferroviaria y portuaria y un frente marítimo integrado.

Una ciudad periurbana, con una visión global que tenga en cuenta sus especificidades, que sea motor económico de la región y que cumpla la esencia de la ciudad de los 15 minutos .

Así lo ha señalado en rueda de prensa el concejal del área, Javier Ceruti, quien, acompañado del director de Urbanismo municipal, Antonio Bezanilla, ha presentado hoy las conclusiones definitivas de la consulta, que ha contado con casi 2.000 aportaciones, y que serán recogidas en un libro y estarán disponibles en la página web municipal.

Ceruti ha subrayado la importancia del siguiente paso en el proceso, como es la redacción del que será el modelo de ciudad, que deberá tener una visión metropolitana, contemplado toda la bahía de Santander, y un horizonte temporal a 2055, año en el que se conmemorará el 300 aniversario de la ciudad.

En todo caso debe ser un modelo «ambicioso», ha dicho el edil, que ha anunciado que el plan definitivo del modelo de ciudad, o plan estructurante, estará listo antes de fin de año para salir a licitación a principios de 2021. El objetivo es que esté aprobado antes del final de legislatura.

El edil ha concretado que el pliego para contratar la redacción del modelo de ciudad está ya «bastante avanzado» e incorpora toda la documentación de la consulta pública, que incluye tanto las aportaciones de casi 2.000 personas, como también los informes sobre La sabiduría de la ciudad encargados por Urbanismo a 10 expertos.

De esta manera, «estamos definiendo la ciudad buscada antes que tener el documento que fiscalice la forma de conseguirla», ha señalado.

Ese futuro modelo busca una ciudad integrada e integradora, con una visión holística del frente marítimo, de la integración ferroviaria y portuaria, y de la integración del área peri-urbana aun manteniendo su carácter rural; naturalizada, basada en un sistema de corredores verdes; de servicios de cercanía, es decir, la ciudad de 15 minutos ; y capital y motor económico de Cantabria.

ESTRUCTURA

La consulta se ha estructurado en 12 temas, uno de ellos la estrategia territorial y urbana, con una visión que abarque toda la Bahía de Santander; mientras que en el ámbito del medio natural y paisaje destacan tres cuestiones: que el PGS proteja la Bahía, el espacio marítimo y la costa, los prados y bosques autóctonos y los ecosistemas urbanos.

En movilidad, el PGS debe reforzar la proximidad de la población a la red de transporte público, contemplar caminos escolares seguros y habilitar una red conectada de carriles bici. Mientras, en el área de espacio publico, la proximidad debe ser primordial y el PGS deberá planear espacios públicos próximos y de calidad, que generen paisaje y vida en las calles.

En caso de ser necesaria, seis de cada diez participantes en la consulta apuestan por que la vivienda nueva sea colectiva; mientras que para siete de cada diez participantes Santander cuenta con suficiente suelo y edificios destinados al turismo, y para la mitad la regulación del PGS debería limitar los apartamentos turísticos, frente a un 22% que opina que los debería flexibilizar y un 16%, facilitar.

La posibilidad de desarrollar el área de La Pasiega, con cualidades adecuadas para complementar al Puerto, o para servir de apoyo a sus actividades, cuenta con el acuerdo de más de la mitad de participantes.

El PGS también debe recoger la necesidad de equipamientos deportivos de proximidad así como asistenciales (residencias de mayores, centros de día). Y en Patrimonio, debe incremente la protección actual del patrimonio en edificios, espacio público, conjuntos de edificios y elementos de edificios. También ha de mantener y conservar la identidad y la memoria portuaria de Santander, así como el carácter rural de la zona periurbana y costera.

De cara a la regeneración urbana, destacan tres áreas donde la necesidad de regeneración es «urgente»: el espacio que ocupan las vías del ferrocarril, el Cabildo, y el Barrio Pesquero junto con las calles Castilla y Marqués de la Hermida.

Además, debe tener una perspectiva inclusiva, la ciudad de los 15 minutos ; y abordar la sostibilidad de manera transversal.

Print Friendly, PDF & Email