Investigadores desvelan nuevos mecanismos que activan los genes del cáncer

Investigadores del Instituto Karolinska (Suecia) han encontrado un nuevo mecanismo que provoca que un gen responsable del cáncer se vuelva hiperactivo y, así, comience con el proceso que finaliza en el desarrollo de un tumor.

Se sabe desde hace mucho tiempo que algunos genes pueden causar cáncer cuando están hiperactivos, pero lo que sucede exactamente dentro del núcleo celular cuando el cáncer crece no se sabía hasta ahora. Un gen llamado Myc es crucial para el crecimiento normal de las células. Sin embargo, si muta y/o se vuelve hiperactivo, podría llevar a un crecimiento celular anormal y cáncer.

Anteriormente, se sabía que los llamados super-enchancers , grandes regiones en el ADN que se desarrollan cerca de los genes del cáncer, de alguna manera podrían hacer que el gen Myc sea hiperactivo. Este nuevo estudio contribuye a saber cómo se lleva a cabo este proceso, al desvelar cómo las señales ambientales pueden conspirar con la arquitectura del núcleo celular para causar sobreexpresión.

Con la ayuda de nuevas técnicas de laboratorio y modelos informáticos, los investigadores muestran cómo la activación de la vía de la molécula de señal WNT carga al super-enchancer con proteínas que atraen el gen Myc a los poros del núcleo celular. Los poros están situados en la membrana del núcleo celular y controlan el flujo de información entre el núcleo y el citoplasma.

Cuando Myc es anclado a los poros nucleares y copiado en el llamado ARN mensajero (ARNm), aumenta significativamente la probabilidad de que su ARNm sea exportado desde el núcleo de la célula al citoplasma. El ARNm funciona como una plantilla para la formación de la proteína Myc que controla la habilidad de la célula para crecer. Debido a que el ARNm no se descompone tan efectivamente en el citoplasma como en el núcleo de la célula, este mecanismo gradualmente lleva a niveles anormalmente altos de Myc y, por lo tanto, al crecimiento descontrolado del cáncer.

Mediante el uso de productos farmacéuticos que eliminaron la señalización WNT, el equipo de investigación pudo evitar que el super-enchancer transportara y anclara Myc a los poros nucleares. Esto resultó en niveles normales del gen en el citoplasma sin afectar la tasa de formación de ARNm en el núcleo.

“Nuestros resultados ofrecen una perspectiva completamente nueva sobre cómo los genes del cáncer pueden volverse hiperactivos. Dado que el principio es específico para las células cancerosas, esto abre la posibilidad de nuevos medicamentos que no dañan a las células normales”, explica Anita Göndör, una de las líderes del estudio, que se ha publicado en la revista Nature Genetics .

El siguiente paso será identificar nuevos medicamentos que interrumpan diferentes partes del proceso. Los investigadores esperan que los hallazgos puedan dar paso a una nueva generación de tratamientos contra el cáncer que sean menos dañinos que, por ejemplo, la radiación y la quimioterapia, que destruyen muchas células que crecen normalmente y tienen efectos secundarios negativos.

Print Friendly, PDF & Email
Share