Indra ayuda a evitar contagios por Covid y ahorrar papel en Cercanías de Málaga con un proyecto pionero

MÁLAGA, 16

Indra ha desarrollado para Renfe el primer proyecto ferroviario de pago directo y acceso al transporte con tarjeta bancaria en España, que permitirá el paso por los tornos de entrada y salida de las estaciones de la red de Cercanías Málaga simplemente aproximando la tarjeta sin contacto del banco y gestionando de forma automática el abono del billete correspondiente.

El nuevo modo de pago será válido para el billete sencillo, que utiliza más del 80 por ciento de los viajeros en los Cercanías de Málaga, según han explicado desde Indra a través de un comunicado.

Indra ha dotado de más inteligencia al sistema de ticketing implantado en Renfe, de la familia de soluciones Mova Collect de Indra, para que sea capaz de reconocer la tarjeta bancaria al inicio y al final del trayecto y aplicar el precio adecuado, según las distintas zonas de Cercanías Málaga.

Se trata de un desarrollo avanzado y pionero que sitúa a Málaga entre las pocas ciudades del mundo que cuentan con esta tecnología y que facilita el pago directo en los tornos con tarjeta bancaria EMV sin contacto, tanto de crédito como de débito, y a través de los teléfonos móviles, con NFC y tarjeta virtualizada, que permiten el pago.

Las tarjetas de transporte normalmente tienen toda la información del usuario y registran cada vez que éste cruza por un paso. Sin embargo, la información de las tarjetas de crédito es confidencial, por lo que, para garantizar la privacidad, toda la información debe gestionarse desde el sistema central, al que hay que dotar de inteligencia para que sea capaz de hacer los «matching», la correspondencia entre la entrada y la salida.

El acceso al transporte con tarjeta bancaria, que entró en operación a finales del mes de julio, posibilitará a Cercanías Málaga ahorrar hasta un 70 por ciento de la gran cantidad de papel que supone la emisión de billetes, mejorando la sostenibilidad y el respeto por el medioambiente.

De igual modo, contribuirá a mejorar la seguridad, reducir el fraude y los costes operacionales, gracias a la mayor facilidad del sistema y a que, a medio plazo, serán necesarias menos máquinas de venta automática.

«Además de hacer más ágil, cómodo, sencillo y flexible el acceso a la red de Cercanías, la nueva solución contribuirá a proteger a los ciudadanos frente a posibles contagios por COVID-19, ya que evita el uso de efectivo y el contacto físico y reduce el tiempo en el que permanecen en la estación para adquirir sus billetes y para pasar por los tornos», han señalado.

Print Friendly, PDF & Email
Share