Hernández de Cos encomia la mejora de la competitividad y productividad como base del crecimiento económico

MADRID, 14

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha destacado que la economía española necesita seguir ganando en competitividad, al mismo tiempo que incrementa la productividad, con el fin de seguir avanzando en el crecimiento económico del país.

Durante su intervención en el Spain Investors Day , celebrado este martes por la noche en la Bolsa de Madrid, Hernández de Cos ha resaltado que los aspectos más relevantes en la economía durante los últimos diez años «tiene que ver con la competitividad».

Así lo ha asegurado, además, frente a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y la nueva ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, quien ha ofrecido su primer discurso público desde su toma de posesión del cargo.

Pese a que no se ha dirigido directamente al nuevo Gobierno, Hernández de Cos sí ha aludido a las recetas que necesita España para que la economía siga creciendo y corrigiendo los problemas estructurales del país a través de la ganancia de competitividad y del incremento de la productividad.

Es precisamente la mejora de la competitividad la que cree que ha sido la «base del crecimiento de la economía española en los últimos diez años», por lo que debería ser un elemento en el que tendrá que centrarse el Gobierno recién constituido.

Sin embargo, respecto a la mejora de la productividad, Hernández de Cos cree que sigue siendo «pobre», y que también tiene que ir acompañada del aumento de la competencia interna de las empresas y de ajustes fiscales.

En concreto, se ha referido al elevado incremento de la deuda pública en los últimos diez años, sobre todo del endeudamiento exterior, que habría arrastrado al país a contar con una posición deudora internacional «muy negativa».

No obstante, el gobernador del Banco de España ha señalado también los logros que ha conseguido el país, como pasar de déficit por cuenta corriente a superávit, alcanzar un crecimiento «boyante» o la mejora de la balanza de pagos, que ha conseguido que las exportaciones hayan pasado de suponer 15 puntos del PIB a los actuales 24 puntos, todo ello, eso sí, recordando que se debe a la mejora de la competitividad.

Print Friendly, PDF & Email
Share