Heinz Bierbaum, nuevo presidente del Partido de la Izquierda Europea

Maite Mola repite como vicepresidenta primera

BENALMÁDENA (MÁLAGA), 15

Heinz Bierbaum (Triberg, 1946) responsable de política internacional de formación alemana Die Linke, ha resultado elegido nuevo presidente del Partido de la Izquierda Europea (PIE).

El VI Congreso de la formación supranacional que se ha celebrado en Benalmádena (Málaga) ha concluido con el nombramiento de la nueva dirección que tendrá como número dos a la española Maite Mola, de Izquierda Unida y del Partido Comunista de España, como responsable de relaciones internacionales.

El resto de vicepresidentes son Anna Mikkola (Left Alianz, Finlandia), como responsable de campañas y comunicación externa; Pierre Laurent (PCF, Francia), responsable del Foto Europeo; Natassa Theodorakopoulou (Syriza, Grecia), responsable de comunicación interna; Margarita Mileva (Bulgarian Left, Bulgaria), responsable para centro y este de Europa; y Paolo Ferrero (Rifondazione Comunista, Italia), responsable de Cultura y de la Fundación Transform.

Heinz Bierbaum ha sido vicepresidente de Die Linke y, hasta ahora, miembro del secretariado del Partido de la Izquierda Europea. Doctor en Economía y profesor de la Universidad de Saarland, Bierbaum habla alemán, español, inglés, italiano y francés fruto de su trabajo internacional como secretario general en Fráncfort de IG Metall, principal sindicato alemán, que le ha llevado a mantener una buena relación con organizaciones de trabajadoras europeas como CCOO.

VE SU NOMBRAMIENTO COMO «UNA OPORTUNIDAD Y UN RETO PERSONAL»

Durante su discurso de clausura, Bierbaum ha reconocido su nombramiento como «una oportunidad y un reto personal» que supone «más trabajo», pero que lo asume convenido de que «podemos mejorar el PIE a favor de las clases populares».

El nuevo líder de la izquierda europea ha reconocido que el PIE se encuentra en una situación «crítica» tras el retroceso de posiciones que han supuesto los últimos comicios europeos «con algunas excepciones», en referencia a Grecia y Bélgica, situación que obliga a una «evaluación crítica» del desarrollo del PIE.

«Nuestro problema es que no fuimos capaces de presentarnos como fuerza política alternativa creíble», ha reconocido Bierbaum, al tiempo que ha considerado que eso lleva a pensar que «debemos fortalecer el perfil político de la izquierda europea».

De igual modo, Bierbaum ha considerado que este fortalecimiento del perfil político es compatible con «tener posiciones diferentes en asuntos como si la UE es reformable o no; hay que poner por encima lo que nos une, que es la política».

Al respecto, ha destacado asuntos de consenso como «terminar con la política de austeridad y desarrollar una política ofensiva a favor de inversiones públicas en interés de la clase trabajadora».

También otro asunto que ha señalado como «clave» en el programa del PIE es el desarrollo de la política energética, que tiene que ver con la movilidad sostenible, el cambio en la política industrial y la transformación ecológica con conexión social.

Por último, ha apelado a los partidos miembro a poner en marcha un programa que dé respuestas a las clases trabajadoras europeas ante los retos de la economía digital que conlleva menos puestos de trabajo y una nueva cualificación basada en la industria 4.0.

CLAVE INTERNA

Asimismo, ha agregado que la otra gran tarea para el PIE es la cuestión interna. Bierbaum ha abogado por la necesaria cooperación entre fuerzas políticas progresistas de Europa y para ello ha apelado a «la necesidad de incorporar a quienes no están, en referencia a Podemos y a Francia Insumisa».

En sentido orgánico, además, ha llamado a fortalecer el Foro Europeo como espacio de colaboración y debate así como las Asambleas de Mujeres, de Jóvenes y de Sindicalistas del PIE que se han dotado de un plan de trabajo con mucha voluntad de continuar.

Por último, ha hecho referencia a la visibilidad del PIE como fuerza política y ha apostado por una estructura «más fuerte que no sólo sea un paraguas para los partidos nacionales sino una organización política que mejore su perfil propio, su visibilidad y su eficacia».

Print Friendly, PDF & Email
Share