Haftar exige el desarme de las milicias que apoyan al Gobierno de Trípoli para el alto el fuego en Libia

También se niega a que Turquía medie en el conflicto libio

El mariscal de campo Jalifa Haftar ha trasladado a Rusia una serie de condiciones para el alto el fuego permanente en Libia, entre las que se encuentra la exigencia de que las milicias que apoyan al Gobierno de unidad nacional de Trípoli, reconocido internacionalmente, entreguen sus armas por completo en un plazo de 45 a 90 días.

Asimismo, Haftar ha exigido el establecimiento de un comité compuesto por representantes del Ejército Nacional Libio, bajo su mando, y Naciones Unidas para asegurar la recolección de armas de las milicias. Además, el trabajo ha de estar supervisado por las Fuerzas Armadas libias, según ha informado Al Arabiya.

Por otra parte, también ha informado a Rusia de su negativa a que Turquía sea mediador en el conflicto libio, y ha exigido que los países mediadores sean neutrales y su posición se concrete en apoyar la estabilidad de Libia y no apoyar a las milicias armadas o extremistas.

Turquía y Rusia intentaron facilitar un alto el fuego duradero en Libia en conversaciones celebradas en lunes en Moscú, en las que estuvieron presentes tanto Haftar como el primer ministro del Gobierno libio, Fayez Serraj. El Ministerio de Exteriores ruso ha confirmado este martes que Haftar abandonó Moscú sin firmar el alto el fuego con su rival.

Ankara ha enviado tropas a Libia en apoyo de Serraj y el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha asegurado que permanecerán en el país norte de África hasta que haya libertad y estabilidad, esgrimiendo los vínculos históricos con Libia. Haftar «huyó de Moscú», ha denunciado el mandatario.

Print Friendly, PDF & Email
Share