Garamendi pide moderación y no ve mal un acuerdo a la portuguesa si es con medidas como las del país luso

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, ve “responsable y prudente” la llamada del Rey a la búsqueda de un acuerdo, pide un “escenario de moderación” y afirma que no vería mal un acuerdo “a la portuguesa” si fuese con las medidas del gobierno portugués, si bien duda de que esto fuese apoyado por un Ejecutivo entre PSOE y Podemos.

Así lo ha señalado en una entrevista en la Cadena Cope, recogida por Europa Press, en la que ha apoyado las palabras de Felipe VI, que desde Palma opinó que “lo mejor es encontrar una solución antes de ir a elecciones”, y ha insistido en dejar de hablar de sillas e intereses individuales para “empezar a hablar de las cosas del comer”.

No obstante, ha recordado que si finalmente no es posible este acuerdo, “la Constitución marca que se celebren unas nuevas elecciones”. Garamendi considera que la mejor opción sería el de un escenario de moderación, y a pesar de que se contempla la posibilidad de un “acuerdo a la portuguesa”, matiza que “no estaría mal si es también es con las medidas del gobierno portugués”, aunque duda de que esto fuera a ser apoyado por un gobierno entre PSOE y Podemos.

En este sentido, ha insistido en que “los españoles han votado moderación”, por lo que la “primera opción” que ven desde la patronal es la de una coalición entre PSOE y Podemos. “Pase lo que pase intentaremos trabajar con ellos y en el espacio que nos toque”, ha apuntado.

El presidente de la patronal ha subrayado que “no hay que ser alarmistas pero la inestabilidad política no puede ser continua”, ya que España está creciendo pero depende del exterior, por lo que considera que “debería preocupar que salgan cosas que perjudiquen”.

A pesar de que las empresas “están preparadas mucho más que antes de la crisis”, ha insistido en que “hay que ir por la senda de la moderación y luchar con la economía sumergida, que es la gran competencia desleal de las empresa”.

Por último, Garamendi ha mostrado su preocupación por el sector turístico de España y ha advertido de que, aunque “España está más preparada que nunca, hay que seguir trabajando porque muchos clientes se están yendo ya a zonas que antes tenían problemas políticos”.

Print Friendly, PDF & Email
Share