Fomento no podrá ampliar las ayudas del Plan Vivienda tras no aprobarse el Presupuesto

El debate sobre el eventual peaje en las autovías, en el aire

MADRID, 19

El Ministerio de Fomento no podrá acometer su pretendida reforma del Plan Vivienda 2018-2021 heredado del anterior Gobierno para modificar y aumentar las ayudas al alquiler de viviendas y a la rehabilitación como consecuencia del rechazo de los Presupuestos Generales del Estado.

El Departamento que dirige José Luis Ábalos pretendía elevar un 17% la anualidad que aporta al Plan Vivienda, hasta situarla en 410 millones de euros, frente a los 340 millones iniciales.

Se trata del importe que se reparte entre las distintas comunidades autónomas, que son las que posteriormente ejecutan los objetivos del plan complementando dicha aportación con la que ellas también realizan.

Fomento preveía así “mejorar los distintos programas de ayudas” del plan, según indicó cuando el pasado mes presentó sus Presupuestos para 2019.

Estos Presupuestos rechazados por el Congreso contemplaban una inversión total en vivienda de 649 millones de euros, un 43,4% más que en 2018, incremento que Fomento achacó a la “urgencia social” que considera existe en materia de vivienda por la “ausencia de políticas públicas en el pasado”.

Además de reformar el Plan Vivienda, el otro objetivo del Presupuesto de Fomento en este ámbito es el plan de construir un parque de 20.000 viviendas públicas en alquiler, para el que se consignaron 141 millones.

En este punto, el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, apeló a la concurrencia de las empresas privadas para poder acometer este parque de viviendas públicas, pero también de los ayuntamientos, dada la capacidad que les otorga su actual “saneada situación”.

DEBATE SOBRE EL PEAJE EN LAS AUTOVÍAS.

El rechazo a los Presupuestos por parte del Congreso y la consecuente convocatoria de elecciones generales deja además en el aire otro destacado asunto pendiente del Departamento que dirige Ábalos, el diseño de un nuevo sistema de financiación de la conservación de la red de carreteras.

El ministro había confiado a una subcomisión del Congreso, que estaba a punto de constituirse, el debate y el eventual consenso político para definir un sistema que garantice el correcto mantenimiento de las autovías. En el marco de este estudio, se sopesaría la eventual articulación de un pago por uso.

No obstante, tal como el número dos de Fomento reconoció este martes, ya será el nuevo Congreso que surja de las próximas elecciones el que aborde dicho análisis.

Por el momento, el Presupuesto de Fomento para 2019 ya incrementaba un 32,2% en la dotación para conservación, hasta situarla en 998 millones, frente a los 755 millones de 2018.

Por contra, la ausencia de Presupuesto y el proceso electoral no impiden que Renfe aborde el plan de compra de trenes de 3.000 millones, con la licitación en cascada de una media docena de pedidos de trenes de Cercanías y Media Distancia en los próximos meses. A ello se sumarán obras ferroviarias de Adif por otros 2.700 millones.

Print Friendly, PDF & Email
Share