Empresas de ocio nocturno valoran medidas judiciales y apagarán la noche en cuatro municipios este sábado

Cerca de un centenar de locales de Santander, Torrelavega, Suances y Noja se suman al apagón en protesta por el cierre del ocio nocturno

Cerca de un centenar de establecimientos de ocio nocturno de Santander, Torrelavega, Suances y Noja apagarán la iluminación de sus fachadas mañana sábado cuando falten 10 minutos para la media noche.

En su interior a las 00:00 h se leerá simultáneamente el manifiesto con el que la Asociación de Empresas del Ocio Nocturno de Cantabria reivindica que se respete el funcionamiento en condiciones que garanticen la viabilidad económica de empresas que «sostienen en Cantabria más de 7.000 empleos y que han realizado una inversión de más de un millón de euros en contrataciones, medidas e instalaciones para garantizar que el ocio nocturno en la Comunidad es tan seguro como la actividad de cualquier otro sector».

Los actos de protesta se iniciaron la pasada semana cuando los locales de ocio apagaron Cañadío y se extiende este sábado a tres municipios más e incorpora en Santander otras zonas tradicionales de copas como el Rio de la Pila.

A los motivos para la protesta se suma este fin de semana la decisión conjunta entre el Ministerio de Sanidad y todas las comunidades autónomas de decretar la clausura de las empresas del sector anunciada este viernes.

El portavoz de la asociación, Ángel Suárez, ha señalado que están estudiando todas las medidas legales a adoptar ante una decisión que los empresarios consideran «un atropello».

Desde la asociación se destaca el «daño irreparable a la economía regional que supone clausurar en este momento la actividad de un sector que aporta un 1,6% al PIB regional en un momento en el que Cantabria no está en situación de desdeñar ninguna aportación al desarrollo».

Añade que serán necesarios varios años para recuperar la cifra de los cerca de 200.00 extranjeros, que cada año disfrutan del ocio nocturno en Cantabria y que supone el 50% del turismo internacional que visita la Comunidad.

«Las empresas reivindicamos el derecho a permanecer abiertos desde el más absoluto sentido de la responsabilidad, porque sabemos que las medidas que hemos implantado convierten nuestros establecimientos en espacios tan seguros como otros que permanecen abiertos al público», afirma el portavoz de la asociación en un comunicado de prensa.

Además, «el colectivo ha dado sólidas muestras de compromiso con la seguridad al adoptar voluntariamente medidas de precaución incluido el cierre de establecimientos cuando se han dado situaciones que hacían sospechar de riesgo para la salud de las personas», añade.

Por último, destaca que «la mayor parte de los bares y espacios de ocio nocturno de Cantabria son pequeñas empresas en las que no solo trabajamos nosotros sino miembros de nuestras propias familia o parejas, pensar que asumiríamos riesgos innecesarios es absurdo».

Print Friendly, PDF & Email
Share