El sector del gas licuado se erige como “una alternativa real y presente” para la transición energética

El sector del gas licuado ha defendido su papel como “una alternativa real y presente” para acompañar en la transición energética, siendo un “aliado” en el camino hacia la descarbonización de la economía.

En el encuentro informativo XX Aniversario de la Asociación Española de Gas Licuado , el responsable de las áreas de Análisis, Pricing, Reporting Comercial y Optimización de Red de Estaciones de Servicios de Cepsa, Jesús Herrero, señaló que el gas licuado del petróleo (GLP) es una alternativa que “ya está en nuestro mercado”, lo que supone “su verdadero valor”.

La directora de Proyectos Energéticos Downstream en Repsol, Adriana Orejas, consideró que el gas licuado “permite abordar” el reto de la lucha contra el cambio climático, especialmente en el área de la movilidad, donde es una solución con un coste “muy asequible, y que existe ya hoy”, que contribuye a reducir las emisiones de CO2.

Para el director de Operaciones de Primagas, Xavier Martínez, el gas licuado es “un poco como el patito feo que se convirtió en cisne”, ya que dentro de las energías convencionales se ha erigido en “la mejor de todas” con unas “posibilidades tremendas” en los próximos años.

Mientras, la manager de Autogas, Ana Fernández de Bobadilla, aseguró que el gas licuado es un “gran desconocido” como energía alternativa y puso en valor su papel en la mejora de la calidad del aire en las ciudades.

A este respecto, subrayaron el papel en la movilidad del autogas, que el año pasado multiplicó por cuatro su número de matriculaciones y alcanza ya los 80.000 vehículos en España, aunque todavía lejos de la cifra de otros países de Europa como Polonia o Italia. “España todavía tiene un desarrollo importante”, dijo Herrero.

ENERGÍA DE “PRESENTE Y DE FUTURO”.

Por su parte, el presidente de la Asociación Gas Licuado, Felipe Henriques, valoró el gas licuado como una energía de “presente y de futuro” que debe “representar un papel” en la transición ecológica. “Hay muchos e importantes retos para abordar la transición ecológica y hacer un mundo más sostenible”, añadió.

Mientras, el subdirector general de The World LGP Association (WLPGA), Michael Kelly, destacó que España tiene “un papel importante que jugar” en la industria del gas licuado, ya que se presenta en los próximos años un gran crecimiento, “especialmente en mercados maduros como el español”.

Kelly aseguró que se abre un periodo de “oportunidades” para esta industria con la lucha contra con el cambio climático y resaltó que el gas licuado tiene “un papel muy fuerte que jugar” a este respecto.

Print Friendly, PDF & Email
Share