El sector de la automoción genera 9.800 empleos directos y 13.500 indirectos

La vicepresidenta destaca su contribución al crecimiento económico de la región

El sector de la automoción en Cantabria genera 9.800 empleos directos y 13.500 indirectos, aportando el 26% del Producto Interior Bruto (PIB), y genera 1.500 millones de euros en exportaciones. Las 60 empresas del sector, desde los ensambladores de vehículos a los fabricantes de componentes pasando por empresas auxiliares, generan un volumen de negocio de más de 3.100 millones de euros.

Así lo ha destacado la vicepresidenta del Gobierno y presidenta del Consejo de Administración de Sodercan, Eva Díaz Tezanos, durante la inauguración del encuentro empresarial que han organizado hoy en Santander la empresa pública y la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) con Emilio Titos, director general de la fábrica de Mercedes-Benz en Vitoria, quien ha analizado el modelo de gestión de recursos de la marca.

Durante su intervención, Díaz Tezanos ha defendido la apuesta decidida del Gobierno de Cantabria por el conocimiento y el fomento de la innovación para competir en una economía global con un modelo de desarrollo sostenible.

Un crecimiento económico en el que, según ha dicho, contribuye de manera relevante el sector de la automoción, al que ha considerado “estratégico” y con un “tremendo potencial” al ser tractor de otras industrias, tener un importante impacto económico y social, además de su aportación a los índices de ocupación y de empleo, en los avances en materia de medio ambiente y su influencia en la evolución de la industria 4.0.

La vicepresidenta regional ha centrado su discurso en la importancia de vincular el desarrollo económico y el crecimiento sostenible de la región al conocimiento y al fomento de la innovación, por lo que ha hecho un llamamiento a las empresas cántabras para que “ganen tamaño, emprendan, innoven y se internacionalicen de manera que estén en condiciones de promover una industria y una economía más inclusiva que apoye la creación de más y mejores empleos, el emprendimiento, la creatividad y la innovación”.

Con el propósito de “generar un clima de confianza, de estabilidad y de buenas perspectivas de futuro para fortalecer la industria y el tejido empresarial” de la Comunidad, Díaz Tezanos ha puesto en valor la apuesta decidida del Gobierno de Cantabria por consolidar el sector empresarial mediante iniciativas de cooperación empresarial.

En este sentido, ha destacado la figura de los clústeres como “palancas imprescindibles” en el proyecto de innovación tecnológica de la región, dado que favorecen las sinergias de colaboración interempresarial, “apoyando la realización de proyectos de I+D en cooperación y conformando una oferta de productos y servicios basada en la especialización sectorial que les facilite el acceso a los mercados”.

Así, ha citado la creación del clúster GIRA, especializado en la automoción; el de industria nuclear; el especializado en el sector marítimo, o el de la industria agroalimentaria, además de los que puedan surgir este año “para seguir avanzando” en este tipo de agrupaciones empresariales.

CAPITAL HUMANO Y CAPACIDAD TECNOLÓGICA

Díaz Tezanos también ha puesto en valor el capital humano y la capacidad tecnológica como “dos activos fundamentales” para maximizar el potencial de crecimiento de la economía del conocimiento que el Gobierno de Cantabria trata de impulsar.

Tal y como ha defendido, “es necesario potenciar la formación continua, fomentar la formación profesional impulsando la formación profesional dual que involucre a las empresas de manera que se sientan copartícipes del programa, y potenciar pasarelas entre la formación profesional y la Universidad de Cantabria”. En su opinión, “formación y una gestión avanzada de los recursos humanos son factores mucho más influyentes en la competitividad que el recurrente coste laboral”.

Por último, se ha mostrado partidaria de impulsar la modernización de la economía cántabra y la competitividad y productividad de su sector industrial, apostando por la innovación, la investigación y el conocimiento, el talento, los centros tecnológicos, los institutos de investigación y la inversión público-privada en I+D.

Tal y como ha explicado la vicepresidenta, Cantabria tiene un peso del gasto por parte de las empresas “muy reducido” y un gasto en I+D+i en términos de PIB “claramente” inferior al conjunto del país y de la Unión Europea (0,8% frente al 1,19% y 2,03%, respectivamente), a pesar de que la participación de la educación superior sea “claramente” superior en Cantabria, al igual que lo es la inversión de las administraciones públicas en la región, con respecto tanto a España como a Europa.

La jornada también ha contado con la participación de José Villaverde, catedrático de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad de Cantabria, para analizar la competitividad de la economía de Cantabria. Además, han asistido las directoras generales de Universidades e Investigación, Marta Domingo, y de Sodercan, Iciar Amorrortu, y el vicepresidente en Cantabria de APD y subdirector general y director territorial del Banco Santander, Carlos Hazas.

Print Friendly, PDF & Email
Share