El principal partido opositor niega que cuente con una milicia tras los enfrentamientos en Buyumbura

MADRID, 28

Agathon Rwasa, principal partido opositor de Burundi, el Consejo Nacional para la Libertad (CNL), ha negado este viernes que la formación cuente con una milicia y ha denunciado la ola de arrestos contra sus miembros tras unos enfrentamientos la semana pasada en la provincia de Buyumbura.

«Nuestro partido no cuenta entre sus filas con rebeldes que perturban la seguridad», ha dicho, después de haber presentado ante la comisión electoral la documentación necesaria para formalizar su candidatura a las presidenciales que se celebrarán el 20 de mayo.

Las autoridades han indicado que más de 20 miembros del CNL han sido detenidos tras los enfrentamientos, que se saldaron con la muerte de al menos trece personas, según ha recogido el portal burundés de noticias Iwacu.

Asimismo, ha reclamado a cualquier miliciano que opere en el país que entregue las armas y ha destacado que Burundi no podrá lograr su desarrollo si no hay seguridad, al tiempo que ha pedido a la comisión electoral que garantice unos comicios libres y transparentes.

Los enfrentamientos tuvieron lugar el 23 de febrero en la localidad de Nyabiraba, situada en los alrededores de Buyumbura, antigua capital y la ciudad más poblada del país africano.

Fuentes citadas por la emisora Radio France Internationale denunciaron que las fuerzas de seguridad y miembros del ala juvenil del partido gubernamental, los Imbonerakure, habrían ejecutado a varios detenidos, algo negado por las autoridades.

La Iniciativa de Derechos Humanos de Burundi (BHRI) denunció a finales de enero que los Imbonerakure siguen cometiendo abusos de los derechos fundamentales en un momento en que el país se prepara para celebrar las presidenciales de mayo.

LA CANDIDATURA DE RWASA

El CNL anunció la semana pasada la designación de Rwasa como candidato a las elecciones presidenciales del 20 de mayo, a las que no concurrirá el actual mandatario, Pierre Nkurunziza.

Rwasa, de 56 años, será así el principal candidato opositor al que se enfrentará Evariste Ndayishimiye, candidato del gubernamental Consejo Nacional para la Defensa de la Democracia-Fuerzas para la Defensa de la Democracia (CNDD-FDD), la formación del presidente.

El CNDD-FDD eligió a finales de enero a Ndayishimiye como su candidato a las presidenciales, en lo que supuso la primera vez en 15 años que el partido presenta un candidato diferente a Nkurunziza.

El actual presidente ha gobernado la nación con puño de hierro desde 2005 y dejará tras de sí un país fracturado en medio de un «clima de terror», según denunció Naciones Unidas a finales del año pasado.

La crisis en Burundi estalló en abril de 2015, cuando el presidente anunció su intención de concurrir a las elecciones presidenciales de julio de ese año para aspirar a un tercer mandato, algo que, según la oposición, violaba el acuerdo de paz alcanzado en 2015 para poner fin a la guerra civil.

Tras un fallido golpe de Estado, el presidente logró revalidar su cargo en las urnas, desatando con ello una ola de violencia con epicentro en la capital, Buyumbura, que se cobró al menos 450 vidas, de acuerdo con organizaciones de defensa de los Derechos Humanos.

Print Friendly, PDF & Email
Share