El mercadillo semanal reanuda su actividad al cien por cien

LAREDO, 10

El Ayuntamiento de Laredo ha reactivado el mercadillo al cien por cien cumpliendo escrupulosamente las instrucciones sanitarias frente al COVID-19.

Tras varios días de actividad, y después de constatar que no existen repuntes en el municipio derivados de las ventas en el mercadillo, se ha ido ampliando el número de puestos a la vez que se ha asegurado el cumplimiento de todas las precauciones sanitarias frente al coronavirus.

Además, el Consistorio ha tomado más precauciones para salvaguardar la salud de los laredanos y los visitantes teniendo en cuenta la afluencia de turismo en el periodo estival.

Desde que se reanudó esta actividad comercial la Ley permite albergar el cien por cien de los puestos de venta ambulante, cumpliendo una serie de instrucciones.

En un primer momento, el Ayuntamiento reanudó la actividad con tan solo el 50% de los puestos de venta, siendo más restrictivo hasta comprobar que el mercadillo no constituía un perjuicio para sus usuarios.

Tras varios días de actividad, y después de constatar que no existen repuntes en el municipio derivados de las ventas en el mercadillo, se ha ido ampliando el número de puestos a la vez que se aseguraba el cumplimiento de todas las precauciones sanitarias frente al coronavirus, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Controlada la situación sanitaria en el municipio y de conformidad con la normativa que posibilita al Ayuntamiento implementar más medidas de prevención, se han dispuesto medidas adicionales de precaución para garantizar la salud ciudadana.

El mercadillo ha reanudado su actividad garantizando siempre que se cumple una superficie total del 133% respecto a la superficie de venta como indica la Ley.

La cartelería principal del mercado indica a los usuarios las precauciones que deben tomar en el mismo. Los consumidores tienen que permanecer a dos metros de distancia del puesto y a un metro y medio de la persona más cercana.

Ningún cliente tocará los productos expuestos sin desinfectar sus manos previamente. Todos los espacios de venta cuentan con su gel desinfectante para garantizar la descontaminación. Los vendedores no están obligados a mantener su mercancía a la vista del público.

El uso de mascarilla es obligatorio en todo el entorno del mercadillo. La Policía Local de Laredo coopera en las labores de vigilancia del mercado y se ha ampliado la vigilancia del recinto.

Todo el protocolo se ha dispuesto para tratar de paliar las dificultades que puedan surgir a causa del COVID-19, minimizando al máximo los riesgos derivados de la reapertura del servicio.

Desde el Ayuntamiento recuerdan que es necesaria la responsabilidad individual para salvaguardar la salud de todos guardando la distancia social, las medidas de higiene pertinentes y evitando aglomeraciones innecesarias para no generar riesgos innecesarios.

Print Friendly, PDF & Email
Share