El juicio en Camboya contra el líder opositor Kem Sokha arranca bajo las críticas de grupos de DDHH

NOM PEN, 15 (DPA/EP)

El líder opositor del proscrito Partido de Rescate Nacional de Camboya (CNRP, por sus siglas en inglés), Kem Sokha, ha llegado este miércoles a la capital, Nom Pen, donde será juzgado por traición en un proceso judicial que ha sido ampliamente denunciado por grupos de Derechos Humanos.

Sokha fue liberado el 10 de noviembre de su arresto domiciliario después de pasar dos años encerrado acusado de un delito de traición, aunque todavía pesa sobre él la prohibición de ejercer cargos políticos y salir del país.

La imputación del opositor deriva de un comentario que hizo durante un acto público en el que explicaba una posible estrategia política coordinada con Estados Unidos de cara a las elecciones de 2013, aunque sin mencionar un derrocamiento inmediato del Gobierno.

El Gobierno afirmó tras ello que Sokha había violado el artículo 443 del Código Penal por «conspirar con una potencia extranjera», lo que acarrearía una pena de entre 15 y 30 años de cárcel.

Sokha, quien se puso al frente del PNRC, ilegalizado por las autoridades camboyanas desde finales de 2017, asumió el cargo después de que el anterior jefe del partido, Sam Rainsy, marchara al exilio tras ser imputado.

Los críticos con el Gobierno camboyano denuncian que el país se ha convertido en un sistema de partido único desde que el Tribunal Supremo decidió ilegalizar el PNRC, meses antes de que el partido del primer ministro, Hun Sen, se hiciera con todos los escaños en las elecciones parlamentarias.

Grupos internacionales de Derechos Humanos como Amnistía Internacional (AI) y Human Rights Watch (HRW) han denunciado que los cargos contra Sokha son «falsos» y han pedido su retirada.

Print Friendly, PDF & Email
Share