El Gobierno invertirá más de 500.000 euros en una rehabilitación básica del convento de Las Clarisas

Fernández dice que, si no se puede aumentar de volumen el edificio, será difícil ubicar todo lo previsto (TSJC, Audiencia y Fiscalía)

El Gobierno de Cantabria, a través de la Consejería de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, está ultimando el proyecto para llevar a cabo una rehabilitación básica y de mantenimiento en el edificio del convento de Las Clarisas, ubicado frente al Parlamento regional en Santander, con una inversión de más de 500.000 euros.

El objetivo de esta primera fase de rehabilitación es consolidar el edificio en general y la cubierta en particular y derribar todos las construcciones anexas y que no están incluidas en la parte declarada Bien de Interés Cultural (BIC).

Así se lo ha anunciado hoy la consejera del área, Paula Fernández, a la alcaldesa de Santander, Gema Igual, con quien se ha reunido y a la que ha detallado que espera que el proyecto de esas obras esté concluido “en un mes y medio” y proceder a “licitar y adjudicar de la manera más rápida posible, y lo haremos en el primer semestre de 2020” para que puedan comenzar las obras “lo antes posible”.

“El Gobierno tiene en mente desde el año pasado la necesidad de conservar ese edificio y ya ha llegado ese momento”, ha ensalzado Fernández, que ha detallado que, tras esa rehabilitación inicial, se analizará el espacio para ver su cabida y, a partir de ahí, se decidirá qué ubicar en él.

La consejera ha reiterado que la idea del Gobierno era ubicar en ese edificio el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC), la Audiencia Provincial y la Fiscalía, que actualmente están en Las Salesas, pero “es cierto que parece que, si no podemos aumentar volumetría, que no va a poder ser así, no vamos a poder ubicar todo lo que pretendemos sacar de Las Salesas”.

En cualquier caso, ha instado a esperar a que se desarrolle la primera fase de la rehabilitación para después, en esa segunda, “decidir, en función del espacio útil que tengamos, a que vamos a dedicar el edificio”.

La alcaldesa de Santander ha recibido con entusiasmo el anuncio de esta actuación porque el Ayuntamiento llevaba ya tiempo pidiendo al Gobierno que actuase en el convento de Las Clarisas debido a la “preocupación” por el estado en que se encuentra este Bien de Interés Cultural (BIC), junto al cual el Consistorio ha iniciado ayer las obras para construir 66 viviendas de protección oficial y un parque.

“El Ayuntamiento quiere que esté en perfecto estado y utilizable”, ha dicho Igual.

POLICÍA LOCAL Y BOMBEROS

En otro orden de asuntos, la consejera y la regidora también han hablado de los servicios de emergencias, como la Policía Local y los Bomberos Municipales, o de normativas autonómicas, como la Ley de Espectáculos o la del juego.

Igual ha pedido a Fernández que se modifique la Ley de Policías Locales para dar cabida a los agentes de movilidad para que, a través de un proceso de selección o concurso-oposición, puedan ser policías.

También le ha pedido adaptar las convocatorias de los cursos de formación para los policías locales a las pruebas del Ayuntamiento de Santander al ser el municipio que “más” plazas genera, de hecho la alcaldesa ha recordado que acaba de iniciarse el proceso de convocatoria de 36 nuevas incorporaciones.

En este sentido, la consejera de Presidencia ha apuntado que estos asuntos se abordarán en la Mesa de Coordinación de la Policía Local y ha señalado en que, en lo que se refiere al curso, se va a tratar de que “se homogeneicen las pruebas” para que “terminados los exámenes nosotros hagamos el curso”, que se intentará fijar “a final de año”.

En cuanto a los Bomberos, la regidora ha indicado que el Ayuntamiento destina seis millones a este servicio y que el Gobierno, a través de un convenio, aporta 725.000 euros pero que “no cubre el coste que suponen las salidas que se hacen a la provincia” y, por ello, ha pedido a la consejera que se continúe aumentando esa aportación a razón de 50.000 euros anuales como se ha hecho en los últimos años.

Al respecto, Fernández ha señalado que en 2020 tocará renovar los convenios con los parques de bomberos municipales de Santander, Torrelavega y Castro Urdiales y, ante el cambio que supondrá que Piélagos debe establecer su propio servicio de extinción de incendios, “se va a hacer un análisis pormenorizado”, para determinar el futuro convenio.

En relación a los bomberos, la consejera de Presidencia ha pedido al Ayuntamiento que estudie la posibilidad de que los técnicos y bomberos del Servicio de Emergencias 112 puedan utilizar el futuro rocódromo del Instituto Municipal de Deportes (IMD) para que realicen prácticas.

JUEGO Y ESPECTÁCULOS

Igual también ha trasladado a Fernández que el Ayuntamiento aprobó una moción para instar al Gobierno a elaborar una ley del juego y fijar las distancias mínimas entre esos locales con los colegios, centros educativos o centros de rehabilitación de ludopatías.

En este punto, la consejera ha señalado que la próxima semana habrá una reunión de la comisión de coordinación del juego en la que se abordará la modificación de las distancias con los centros docentes y se estudiará la variable de distancia a los centros de rehabilitación propuesta por Santander.

Y desde el Consistorio se ha solicitado a la consejera que la Ley de Espectáculos “sea más facilitadora” por los problemas que han surgido con su aplicación en los eventos de pequeños formato que organizan asociaciones vecinales o clubes deportivos.

Fernández ha indicado que próximamente habrá una reunión de todos lo estamentos implicados en el cumplimiento de la ley y la concesión de las autorizaciones para los eventos y se analizará, en base al bagaje de la ley, “cómo en la normativa sectorial podemos cambiar las deficiencias y facilitar o agilizar” la organización de esos actos.

Print Friendly, PDF & Email
Share