El experto Vaclav Smil cree que España debe impulsar el uso del gas natural al nivel de otros países

El experto Vaclav Smil, científico y profesor emérito de la Universidad de Manitoba, ha considerado que España debe “impulsar más” el uso del gas natural para estar “al mismo nivel que otros países europeos, para ser un país moderno”.

En una conferencia organizada por la Fundación Naturgy, Smil, calificado como uno de los 100 principales pensadores mundiales según Foreign Policy , apostó por el gas natural como mejor opción en el contexto actual, por sus características y flexibilidad. “Es un combustible muy flexible, y se puede usar desde en el hogar hasta en la industria, incluso en los altos hornos”, afirmó.

Además, subrayó que el sistema de suministro de energía en el mundo depende en gran medida de los combustibles fósiles, por lo que su sustitución por nuevas disposiciones basadas en las energías renovables “es una tarea que nos ocupará necesariamente durante las generaciones venideras”.

Así, consideró que la transición energética necesitará aún varias décadas y destacó el imperativo ambiental que lleva a desarrollarla. “Las transiciones anteriores se realizaron por motivos económicos. Ahora no hace falta materia prima. Hay mucho carbón y petróleo y los recursos son baratos. Esta transición se hace por una razón y es que simplemente no queremos generar tanto carbono”, dijo.

Así, estimó que los principales desafíos a nivel mundial pasan por reducir en el corto plazo el uso del carbón, aumentar el uso de gas natural, reducir la intensidad energética y aumentar la eficiencia.

NO SE PUEDE APOSTAR SOLO POR LAS RENOVABLES.

Según informó en un comunicado la Fundación Naturgy, Smil, defensor de las energías renovables, pidió un ejercicio de realismo en las previsiones de implantación de estas tecnologías y subrayó que hay diferencias importantes entre regiones y países, y por eso no se puede apostar solo por las renovables, ya que hay lugares donde no hay sol ni viento durante largos periodos de tiempo.

“No todos los lugares son idóneos para las energías renovables, por eso es importante tener en cuenta que es ahí donde el gas natural tiene un papel”, dijo.

De esta manera, aseguró que se necesita “una transición acelerada para evitar un calentamiento global excesivo y, por lo tanto, la única medida del éxito es global”. Para ello, insistió en la necesidad de reducir el número de plantas de carbón que existen en el mundo desde las 150.000 actuales a unas 95.000.

Print Friendly, PDF & Email
Share