El consejo de Duro Felguera estudia el mié rcoles la venta de su sede en Madrid al Sabadell por 33 millones

Nombrará también a un consejero independiente

El consejo de administración de Duro Felguera estudiará previsiblemente el próximo miércoles aprobar la venta de su sede en Madrid al Banco Sabadell por un importe de 33 millones de euros, lo que permitiría a la compañía asturiana aportar las garantías requeridas para que la banca libere los avales pendientes, según han informado a Europa Press en fuentes próximas a la firma.

En concreto, el máximo órgano de gobierno de Duro Felguera, el primero bajo la presidencia de Acacio Rodríguez tras la dimisión de Ángel del Valle, analizará dar el visto bueno a esta operación, con lo que la entidad catalana, uno de sus principales acreedores, podría hacerse finalmente con el inmueble.

El consejo adoptará esta decisión una vez descartada la oferta de Sandra Ortega, hija del fundador de Inditex, Amancio Ortega, por 38 millones de euros, pero que tenía como condición un alquiler obligatorio de más de diez años a un precio de dos millones al año, más una fianza de siete años.

En total, unos 14 millones que debía abonar la compañía, que unidos al crédito que tiene la sede con Sabadell, dejaba apenas 3 millones de liquidez.

Por su parte, Sabadell puso sobre la mesa 33 millones sin condiciones de seguir en la sede ni fianzas, por lo que entre 10 y 15 millones entrarían en caja una vez liquidado el crédito.

A mediados de este mes, los comités de riesgo de la banca acreedora dieron luz verde a la renovación de avales a la compañía por importe de 31 millones de euros, que una vez desembolsados permitirían a la firma asturiana continuar con su actividad hasta finales de año.

Como condición para que se formalicen los avales, la banca ha exigido a Duro Felguera que aporte garantías por el 50% de su importe, algo que conseguiría con la venta de su sede en Madrid. Para ello, una vez ingresado el importe de la transacción, deberá inmovilizar un depósito destinado a esta finalidad.

Una vez desbloqueados los avales, la compañía y los bancos acreedores, entre ellos Santander y Sabadell, tienen de plazo hasta el próximo 15 de enero para refinanciar su deuda, tal y como recoge el acuerdo de espera ( standstill ) suscrito entre ambas partes.

Al cierre de septiembre, la deuda neta de la empresa presidida por Antonio del Valle se situaba en 267,6 millones de euros, un 5,6% más que en los nueve primeros meses de 2016.

Además, en la reunión del consejo prevista para el próximo miércoles se nombrará a un nuevo consejero independiente a propuesta de la comisión de nombramientos y retribuciones, que ocupará la vacante dejada por Rodríguez.

En paralelo, Duro Felguera está inmersa en la búsqueda de nuevos socios o inversores dispuestos a inyectar capital por hasta 150 millones de euros y en su plan de desinversiones de activos.

Duro Felguera registró unas pérdidas de 11,5 millones de euros al cierre del tercer trimestre, frente al beneficio de 1,5 millones de euros durante el mismo periodo del año anterior.

Print Friendly, PDF & Email
Share