El campo de fútbol y rugby de San Román estará listo antes de que finalice octubre

Las obras de ampliación y reforma del campo de fútbol y rugby de San Román estarán acabadas antes de que finalice el mes de octubre, acortando el plazo de ejecución de tres meses, de tal manera que esté listo para los primeros días de la competición deportiva de la División de Honor del rugby español.

La alcaldesa, Gema Igual, ha señalado que «a día de hoy, la temporada de rugby está previsto que se inicie el 11 de octubre, aunque la federación también baraja retrasarlo al 15 de noviembre. En cualquier caso, nuestro compromiso es acabar las obras en octubre y acortar el plazo todo lo posible para que se pueda estrenar al principio de la competición», ha asegurado en una visita a las obras.

Igual ha estado acompañada por el concejal de Fomento, César Díaz; la concejala de Deporte, María Luisa Sanjuán; el director del Instituto Municipal de Deportes Fortunato Porras, y representantes de los clubes que juegan en esta instalación: Independiente Rugby Santander, Club de Rugby Santander y club de fútbol Juventud Atlético San Román.

El proyecto, que ejecuta la empresa Fieldturf Poligrás, supondrá una inversión municipal de 235.000 euros, tiene un plazo de tres meses y se ajusta a las exigencias de la Federación Española de Rugby para acoger los partidos de los dos equipos locales que juegan en División de Honor, la máxima categoría del rugby en España.

«Nos hemos dado cita con los clubes que juegan en este campo para comprobar el estado de estas obras que eran necesarias para mejorar y homologar la instalación», ha asegurado Igual, que ha descrito los trabajos y las labores ejecutadas desde el inicio de las obras el pasado 3 de agosto.

La regidora ha remarcado además que este proyecto beneficiará también a los diez equipos de fútbol del Juventud Atlético San Román que tienen su sede en este campo, ya que verán mejoradas las instalaciones tanto en lo que se refiere a las dimensiones del campo como por la calidad del césped artificial.

El objetivo es conseguir un campo que pueda ser homologado para la competición oficial de la División de Honor de Rugby, cumpliendo con las dimensiones y las características de la superficie de juego, que será de hierba artificial e incorporará una base elástica que amortigüe las caídas de los jugadores y mejore la seguridad del juego.

«Hemos realizado un gran esfuerzo», ha indicado la alcaldesa, quien ha explicado que la hierba artificial retirada no había agotado su vida útil para la práctica deportiva, de forma que se aprovechará para nuevos usos en otras instalaciones municipales.

El proyecto permitirá ampliar las dimensiones del campo, de 89,2 a 94 metros a lo largo y de 64 a 65 a lo ancho. También se renovará el césped artificial por uno de nueva generación y se instalará una sub-base que mejorará la absorción de impactos.

Por otro lado, las mejoras incluirán la recolocación de dos torres de iluminación, el retranqueo de postes y redes de protección del fondo oeste, y la reubicación parcial del sistema de riego para lo que se están desplazando varios cañones.

En estos momentos, ya se ha retirado el césped artificial antiguo y se está comprobando si la solera de hormigón está correcta, para en los próximos días instalar la sub-base elástica y continuar con la instalación del césped, ha informado el Ayuntamiento.

También se están realizando las zapatas nuevas donde se van a ubicar las torres de iluminación y se trabaja en diversos servicios, como las canaletas de desagüe o el foso de bombas.

Print Friendly, PDF & Email
Share