El Banco de España mantiene el colchón de capital anticíclico en el 0%

El Banco de España ha decidido mantener en el 0% el porcentaje del colchón de capital anticíclico (CCA) aplicable a las exposiciones crediticias en España durante el tercer trimestre de 2019, ha informado el organismo.

Con la última información disponible, referida a diciembre de 2018, la estimación de la brecha de crédito-PIB muestra que esta variable se sitúa todavía en terreno negativo, aunque con una convergencia al nivel de equilibrio de largo plazo de un punto porcentual en relación con el trimestre precedente.

En relación con otros indicadores objeto de seguimiento para valorar los riesgos macrofinancieros, la ratio de crédito sobre PIB continuó reduciéndose en el trimestre a un ritmo comparable al constatado en periodos previos.

Por otra parte, la intensidad del crédito registró un incremento de un punto porcentual en el último trimestre, abandonando los niveles negativos previos.

En cuanto a las estimaciones de la desviación de los precios de la vivienda en relación con su tendencia de medio plazo, sus valores medios aumentaron moderadamente en el último trimestre, situándose ya en niveles próximos a los de equilibrio.

La ratio del servicio de la deuda de empresas y hogares sobre su renta disponible se mantuvo relativamente estable en niveles reducidos y, por último, el saldo de la balanza por cuenta corriente (en relación al PIB) mejoró ligeramente su superávit.

Por su parte, en cuanto al ciclo económico, la actividad de la economía española ha continuado mostrando una “notable” fortaleza, prolongando su fase expansiva. En concreto, según las estimaciones iniciales del Instituto Nacional de Estadística (INE), el PIB habría aumentado un 0,7% en tasa intertrimestral (2,4% en tasa interanual) en el primer trimestre del año.

De esta forma, la brecha de producción, cuyo valor se estima que retornó a valores positivos en 2018, habría seguido aumentando.

Todos estos elementos amparan, en estos momentos, el mantenimiento en el 0% del CCA, pero apuntan a la necesidad de hacer un seguimiento cuidadoso de la evolución y de las proyecciones hacia futuro de los indicadores mencionados, explica el Banco de España.

El CCA es un instrumento macroprudencial que conlleva que las entidades de crédito acumulen un colchón de capital durante períodos expansivos a fin de que éste pueda ser liberado durante una fase subsiguiente de contracción.

De esta forma, el CCA refuerza la solvencia del sistema bancario durante las fases de crecimiento, que es cuando habitualmente se produce una acumulación de riesgos, y ayuda a mitigar la disminución del flujo de crédito nuevo a la economía cuando dichos riesgos se materializan, explica el organismo que preside Pablo Hernández de Cos.

En consecuencia, el CCA contribuye a suavizar las oscilaciones del ciclo crediticio, así como a incrementar la capacidad de las entidades de crédito para hacer frente a potenciales pérdidas futuras.

Print Friendly, PDF & Email
Share