El Ayuntamiento no prorrogará a la UTE La Campa la licencia de los conciertos de la Semana Grande

Delfuego Booking podría seguir gestionando Escenario Santander “si ofrece las garantías suficientes”

El Ayuntamiento de Santander “prevé no prorrogar” a la UTE La Campa la licencia para celebrar los conciertos de Semana Grande en la península de La Magdalena, por no haber devuelto el importe de las entradas del fallido concierto de David Guetta. La idea es abrir próximamente un nuevo procedimiento de licitación para la organización de este festival de música.

Así lo señala el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Santander en un comunicado de prensa en el que aclara que Delfuego Booking -la empresa cántabra integrante de la UTE La Campa que ha entrado en suspensión de pagos-, podría seguir gestionando la sala de conciertos Escenario Santander, de la que es concesionaria, si ofrece las garantías suficientes, salvo que el concurso de acreedores entre en fase de liquidación.

La concejala de Dinamización Social y Relaciones Institucionales, Lorena Gutiérrez, ha explicado que, al no haberse producido la devolución de entradas y tras conocer la declaración de concurso de acreedores de una de las dos empresas que componen la UTE, la voluntad del equipo de gobierno es no conceder la posibilidad de un año de prórroga que establecía el concurso convocado para conceder la licencia de ocupación de la campa de La Magdalena con el fin de celebrar un festival de música durante la Semana Grande.

Además, el Ayuntamiento, que había realizado un último requerimiento a la UTE La Campa para instarle a la devolución del importe de las entradas y a que resarciese a los afectados por la anulación del concierto de David Guetta, pondrá fin al expediente informativo abierto, solicitando a la asesoría jurídica municipal que informe acerca de las posibles vías sancionadoras que cabe emprender frente a los organizadores del evento.

La concejala ha recordado que, como consecuencia de la suspensión del concierto de David Guetta, el Ayuntamiento abrió, el 30 de julio, un expediente informativo encaminado en tres direcciones: esclarecer los hechos producidos, instar al resarcimiento de los daños causados a los interesados y depurar las posibles responsabilidades en las que hubieran podido incurrir los agentes intervinientes.

Asimismo, se requirió a la UTE que precisara las actuaciones que tenía previsto llevar a cabo en relación con la devolución del precio de las entradas al público asistente al concierto, un requerimiento que se volvió a plantear el 24 de agosto, informando a la empresa de que, como organizadora única de los conciertos y perceptora del precio de las entradas, debían adquirir un compromiso firme con los asistentes al concierto para la devolución del dinero abonado, “algo que, hasta ahora, no se ha producido”, señalan desde el Ayuntamiento.

“Ante este panorama de incertidumbre y de incumplimientos en cuanto a su obligación como organizador, hemos decidido, sin perjuicio de los trámites administrativos correspondientes, no prorrogar la licencia, lo que se traduciría en una nueva licitación para la organización de los conciertos del próximo año”, ha señalado la concejala.

“Seguiremos haciendo todo lo que esté en nuestra mano para que los afectados puedan recuperar su dinero”, ha subrayado la edil quien, en este sentido, ha indicado que, durante este tiempo, la Oficina Municipal de Consumo ha informado y prestado asesoramiento a los afectados por la suspensión del concierto, tanto de manera presencial como a través de la línea telefónica o del correo electrónico, vías por las cuales se han atendido 333 consultas que han tenido como resultado la tramitación de 79 expedientes.

Gutiérrez ha recalcado que todos los afectados que quieran hacerlo, pueden seguir dirigiéndose a este servicio municipal para recibir asesoramiento sobre la presentación de sus reclamaciones.

Por otro lado, el Ayuntamiento comunica que, dada la distribución actual de competencias en materia de defensa de los consumidores y usuarios, se dirigirá a la Dirección General de Comercio y Consumo del Gobierno de Cantabria, “para impulsar cuantas medidas adicionales proceda emprender, coordinadamente por ambas administraciones, con el fin de favorecer la efectividad del derecho de reparación que asiste a los afectados”.

CONCURSO DE ACREEDORES

Respecto a los efectos que el concurso de acreedores de Delfuego Booking tendría en la gestión de Escenario Santander, de la que es concesionaria esta empresa, y tras una primera consulta realizada a los servicios jurídicos municipales a expensas de los informes definitivos que se emitan, el Ayuntamiento ha comunicado que, salvo que el concurso de acreedores entre en fase de liquidación, Delfuego Booking podría seguir prestando el servicio contratado si ofrece las garantías suficientes.

El Ayuntamiento convocará a los responsables de Delfuego Booking para analizar la capacidad actual de la empresa para seguir adelante con la ejecución de este contrato y, al mismo tiempo, “verificar el cumplimiento de las medidas correctoras que en materia de seguridad le fueron impuestas por el Ayuntamiento en el expediente de penalización cuya tramitación concluyó el pasado mes de agosto”.

Por ello, el Ayuntamiento afirma que “extremará la vigilancia del estricto cumplimiento de las condiciones que recoge la concesión y, en caso de que las mismas no se garanticen debidamente o se desatiendan, procederá a su resolución, tal como se le indicó a la empresa en el citado expediente de penalización”.

También se trasladará a los responsables de Delfuego Booking que cualquier acuerdo de cesión del contrato pasa por la autorización del Ayuntamiento, que exigirá la solvencia económica y técnica oportuna a las empresas interesadas en asumir la gestión de Escenario Santander.

Print Friendly, PDF & Email
Share