Descubierta la placa que bautiza a una nueva calle con el nombre de Poeta Matilde Camús

Igual descubre la placa acompañada de familiares de la escritora y resalta el «amor» a Santander que impregnó la obra de la autora

La poeta Matilde Camús cuenta desde este sábado con una calle con su nombre en Santander, un gesto con el que la ciudad busca rendir homenaje «a una gran mujer que impregnó su obra de amor» a la capital cántabra.

Así lo ha afirmado está sábado la alcaldesa de Santander, Gema Igual, durante el acto en el que se ha descubierto la placa que bautiza con el nombre de la escritora a un nuevo vial en la capital cántabra ubicado entre General Dávila y la Avenida de los Castros.

El descubrimiento de la placa ha corrido a cargo de la alcaldesa, que ha estado acompañada de Matilde Guisández, hija de la escritora, así como de algunos nietos y bisnietos de Camús así como de miembros de la Corporación municipal y de representantes de las asociaciones de vecinos de Cueto, Monte y San Román.

En el acto, Igual ha considerado un «honor» y un «orgullo» poder dar nombre a esta calle en honor a una mujer escritora, poeta, académica, investigadora, y que, según ha dicho, fue «por encima de todo, amante de su ciudad, a la que nunca abandonó y que le sirvió de inspiración para dejarnos un legado único, plagado de sensibilidad y de belleza».

Tras agradecer la presencia de Matilde Guisández y de todas las personas presentes en el homenaje, la alcaldesa ha resaltado que la poeta «se empapó de los verdes de Cueto (donde nació) y Monte (donde vivió) y del hipnótico azul del Mar Cantábrico y dedicó su vida a amarlos y honrarlos».

«A través de su intensa lírica, tejida en la calidez de su hogar, esta ejemplar mujer nos ha permitido descubrir nuevos matices de Santander, la frescura que exhala su paisaje, las nubes que lo adornan y los campos que lo visten», ha recalcado la alcaldesa.

Asimismo, Igual ha puesto en valor «el enorme cariño» que, según ha señalado, le profesaron todos los santanderinos y especialmente los vecinos de Monte y Cueto honrándola, estos últimos, con un museo dedicado a su figura.

«Hablar de Matilde Camus es hablar de Santander: De Cueto (su lugar de nacimiento y donde perdió a su madre a los 28 días de nacer); del colegio San José (donde estudió); de la Cuesta de la Atalaya (donde vivió con su padre), de la Plaza de la Esperanza (donde tuvo una droguería su padre), del Ateneo de Santander, (donde dio a conocer su obra) y de Monte, el lugar de donde nunca quiso marchar», ha dicho.

La regidora ha ensalzado la figura de esta poeta, de quien ha recordado que fue además una gran historiadora, académica y personalidad montañesa.

Además de la alcaldesa, también ha intervenido la hija de la autora, quien ha afirmado que su madre «sabía contemplar lo que le rodeaba, rescatando lo bello, denunciando lo injusto y sabiendo compartirlo, convirtiéndolo en hermosos poemas».

Guisández ha asegurado estar conmovida con este homenaje y ha dedicado a los presentes dos de los poemas en los que su madre hacía alusión a estas bajadas de la ciudad en dirección a sus queridos Monte y Cueto, ha informado en un comunicado el Ayuntamiento.

A lo largo de su vida, Matilde Camus ejerció como presidenta de la sección de Literatura del Ateneo y del Instituto de Cultura Hispánica de Santander, fue miembro del Centro de Estudios Montañeses, académica correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de la Purísima Concepción de Valladolid y accademico di Mérito de la Accademia Internazionale di Pontzen di Lettere. Scienze ed Arti di Napoli (Italia).

Con la elección del nombre de Matilde Camus aprobado por unanimidad en el Pleno de la Corporación municipal, el Ayuntamiento sigue la pauta establecida por el grupo de expertos de la comisión de Patrimonio e Historia que establecieron como criterios preferenciales para las denominaciones de las calles los nombres femeninos, para tender un equilibrio en cuanto a presencia de hombres y mujeres en el nomenclátor.

Print Friendly, PDF & Email
Share