Cantabria va «bien» pero no se flexibilizarán las medidas

Cantabria «va bien» en esta segunda oleada de coronavirus pero no se puede «bajar la guardia» ni tampoco flexibilizar la medidas porque «no estamos en ese contexto».

Así lo ha dicho el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, quien ha ofrecido una rueda de prensa con sus homólogas de Empleo y Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, y de Educación, Marina Lombó, entre otros, en la que han coincidido en destacar que si Cantabria se encuentra en esta situación es gracias al trabajo coordinado y conjunto entre estas administraciones y también con los trabajadores, y a la colaboración que ha existido entre departamentos.

Una colaboración y coordinación que ha permitido que Cantabria haya empezado el curso escolar «mejor de lo que esperábamos», con menor incidencia de la prevista y con el 99,5% de las aulas de Infantil y Primaria abiertas; y con cuatro residentes y siete trabajadores positivos en este tipo de centros asistenciales para mayores y dependientes.

Ambos sectores, la educación y la dependencia, se beneficiarán de sendas aplicaciones para gestionar en tiempo real los casos de Covid-19 que se produzcan en los colegios y en las residencias de mayores. Además, el protocolo de actuación en estas últimas se dará a conocer próximamente.

Álvarez ha destacado el compromiso de su departamento con el ámbito residencial, donde actualmente solo hay cuatro casos positivos entre residentes (dos en el centro Covid de Suances, uno hospitalizado y otro pendiente de una segunda prueba) y siete entre los trabajadores. Unos datos que son fruto del trabajo y la «colaboración intensa» entre Políticas Sociales y Sanidad y también con las residencias y sus trabajadores.

En este sentido, como fruto de la coordinación, la consejera ha anunciado que en «breve» se firmará el protocolo de actuación para las residencias de mayores, con discapacidad y en situación de dependencia elaborado por un grupo de trajo en el que han participado representantes de las consejerías de Sanidad y Políticas Sociales; de las residencias de mayores (FED y LARES) y de los de atención de centros de atención a personas con discapacidad (CERMI).

Finalmente Álvarez ha llamado a «no bajar la guardia» y ha apelado al «compromiso» de los visitantes de las residencias para poder superar la situación «lo mejor posible».

Por su parte, la consejera de Educación ha dicho que «hoy estamos un poco mejor de lo que esperábamos» antes de empezar el curso; un «buen comienzo» que ha atribuido a la mejoría de la crisis, el trabajo de la comunidad educativa y a la responsabilidad de las familias, además de a los dos protocolos existentes, también fruto de la coordinación y colaboración con la Consejería de Sanidad.

Lombó ha señalado que la incidencia de Covid-19 en los centros educativos es menor de la esperada, del menos del 2% de las aulas. Desde el comienzo del curso ha habido 53 aulas de Infantil y Primaria en cuarentena, 13 de ellas actualmente de las 2.654 existentes, es decir, el 0,48%, lo que supone que es «una absoluta excepción».

Con todo ha advertido que «no podemos saber cómo va a evolucionar» la crisis porque «no tenemos una bola de cristal» así que «no podemos bajar la guardia». En este sentido ha negado que se vayan a flexibilizar los protocolos y ha pedido seguir siendo «rigurosos y responsables».

APP DE GESTIÓN DE RESIDENCIAS Y COLEGIOS

Por su parte, el director general de Transformación Digital, Santiago García, ha anunciado que la aplicación informática de acceso libre que permitirá seguir «en tiempo real» la situación y evolución del coronavirus en las residencias de mayores, personas con discapacidad e infancia e informará de los centros en los que se haya detectado un positivo, también se adecuará para los centros educativos.

En el caso de las residencias, través de esta herramienta informática, habilitada por la Dirección General de Políticas Sociales en coordinación con el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), se darán a conocer los casos activos entre residentes y profesionales, los acumulados, curados y fallecimientos, tasas de incidencia, recuperación y mortalidad, entre otros datos.

Estas funcionalidades se adaptarán a Educación, aunque su complejidad es mayor por cuanto afecta a 85.000 alumnos y 15.000 profesores y PAS.

«Un gran apoyo desde el ámbito sanitario» que permitirá «mayor transparencia, coordinación y una mejora de la gestión», ha dicho García.

BROTE EN UNA COMUNIÓN

Mientras, las directora general de Salud Pública, Paloma Navas, ha informado de un brote que se ha producido en una comunión, aunque no ha dicho dónde.

Un caso positivo ha tenido una reunión con tres familiares y ha desarrollado síntomas dos días después. El hombre tenía síntomas y no ha acudido a la comunión, que se ha celebrado, con el niño y los padres contagiados en el encuentro inicial. En la comunión se han producido 39 contactos estrechos a los que se está siguiendo, de los que tres han dado positivo, con lo que ascienden a un total de siete.

Print Friendly, PDF & Email
Share