Buruaga cree que la sentencia sobre Congreso marca un “punto y final” y la legitima para liderar una “nueva etapa” en PP

Ha valorado la resolución en un acto sin preguntas en el que ha asegurado tener la mano “tendida para todo aquel que quiera estrecharla”

La presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, cree que la sentencia que avala el XII Congreso del PP regional, en el que fue elegida para liderar el partido, “desmonta” de forma “demoledora” las denuncias de irregularidades, las “acusaciones infundadas” y las “calumnias” contra el PP; marca un “punto y final”, y abre una “nueva etapa” que se siente “completamente legitimada” para liderar.

Así lo ha afirmado este miércoles Sáenz de Buruaga en una declaración a los medios de comunicación –pero sin admitir preguntas– sobre la sentencia, hecha pública este miércoles, que desestima las dos demandas de nulidad del Congreso y en la que, a su juicio, “la Justicia ha hablado con una claridad y una consistencia extraordianria para decir que el Partido Popular ha ganado”.

La líder del PP ha opinado que se trata de una sentencia “que hace Justicia”, “extraordinariamente bien fundada” y que “no deja el menor resquicio jurídico” y que concluye que el Congreso del PP de Cantabria fue “legal”, “moral” y “limpio” y que, por tanto, ella, como presidenta, su Ejecutiva y “todos sus actos son legítimos”.

“Y ahora ya nadie puede decir otra cosa”, ha aseverado Sáenz de Buruaga, que ha estado arropada en el momento de realizar esta declaración por los miembros de su Ejecutiva, que han respondido con un aplauso a la valoración hecha por la líder del partido.

La dirigente popular ha opinado que, tras esta sentencia, que es recurrible ante la Audiencia Provincial, “no tiene sentido seguir cuestionando lo que ya han resuelto los tribunales”.

“Nadie de buena fe puede seguir haciéndolo”, ha añadido Sáenz de Buruaga, que considera que “quienes no aceptaron el resultado democrático del Congreso y decidieron emprender una campaña de acoso contra la nueva Dirección ya no tienen ningún motivo ni justificación para seguir haciendo daño al PP”.

Pese a que, según ha dicho, ha sido “mucho” el daño que se ha intentado causar y se ha hecho al partido por parte de una “minoría”, Sáenz de Buruaga ha asegurado que su mano está “tendida para todo aquel que quiera estrecharla” y ha garantizado que con esta sentencia se “pasa página” y hay que “mirar hacia adelante, sin cuentas pendientes”.

“Todos a remar, todos en la misma dirección. En este barco cabemos todos, todos los que queramos trabajar por Cantabria desde el proyecto del PP. El que esté dispuesto a remar estará a bordo porque este es su barco, este en su partido. El que quiera trabajar aquí tiene su casa y a su presidenta”, ha dicho.

De esta forma, la presidenta del PP, que en el XII Congreso ganó por cuatro votos al hasta entonces líder del partido, Ignacio Diego, ha vuelto a insistir en su “sincero” ofrecimiento de “aglutinar” y “sumar”.

“Cantabria y España nos necesitan más que nunca y el PP tiene que estar a la altura. Es una tarea enorma a la que ya nos tenemos que dedicar por completo”, ha afirmado.

LA SENTENCIA

La sentencia valorada por Sáenz de Buruaga ha sido dictada por la juez Eva Aja, del Juzgado de Primera Instancia Número 3 de Santander y en ella se desestiman las demandas de nulidad del XII Congreso del PP de Cantabria presentada por supuestas irregularidades, con lo que avala la cita en la que Buruaga fue elegida como presidenta.

En la resolución, fechada el martes, 12 de junio, y a la que ha tenido acceso Europa Press, se concluye que no concurren los requisitos para declarar la nulidad del Congreso, celebrado el 25 de marzo de 2017.

Además, desestima algunas de las peticiones de nulidad o impugnaciones hechas por los demandantes respecto a algunos acuerdos o resoluciones adoptadas durante el proceso congresual por el Comité Organizador u otros órganos internos del partido al considerar que la acción está “caducada”.

En la resolución judicial se resuelven dos demandas presentadas pidiendo la nulidad del Congreso, que se acumularon. Una de ellas fue de tres afiliados del PP de Laredo, y la otra por afines al exlíder del PP y expresidente de Cantabria, Ignacio Diego, –que perdió el Congreso ante la que hasta el momento del congreso era su número 2– y que tenía entre los firmantes al diputado regional Santiago Recio o a la teniente alcalde del Ayuntamiento de Valdáliga, Lorena García.

El juicio por la demandas de nulidad del Congreso se celebró el pasado 15 de mayo y en él declararon, entre los testigos, Miguelín , el afiliado del PP de Laredo desde cuya cuenta se abonaron las cuotas de más de 500 militantes para poder participar en la elección –y que según los denunciantes era discapacitado intelectual– o la que fue gerente del partido y presidenta del comité organizador del congreso, Jesusa Sánchez, además de otros miembros y cargos públicos del partido.

Print Friendly, PDF & Email
Share