Brasil supera las 58.000 muertes por la COVID-19 en plena reapertura económica de muchos estados

El Ministerio de Salud de Brasil ha comunicado este lunes que se han contabilizado un total de 1.368.195 casos acumulados de coronavirus y 58.314 muertes, en plena reapertura económica de muchos estados, como el de Río de Janeiro, cuyo transporte público ha dejado imágenes de vagones llenos y grandes aglomeraciones en trenes y autobuses.

Las autoridades han detallado que en el último día se han confirmado 24.052 casos y 692 nuevos fallecidos, mientras que 757.462 personas han logrado superar la enfermedad en Brasil, el segundo país, por detrás de Estados Unidos, más azotado por la pandemia.

Por su parte, la alianza de medios surgida para contrarrestar la falta de transparencia en las cifras ofrecidas por el Gobierno de Brasil tras la orden del presidente, Jair Bolsonaro, para cambiar la metodología de recuento de víctimas, ha contabilizado 58.385 muertes y 1.370.488 contagios, tras revisar los informes de las secretarías de salud estatales.

Según el parte del Ministerio de Salud, Sao Paulo es el estado con mayor número de casos, 275.145, y de fallecidos, 14.398; seguido de Río de Janeiro, con 111.883 contagios y 9.848 víctimas mortales.

Ha sido precisamente en el estado carioca donde se han dejado ver escenas del transporte público abarrotado en el primer día en el que el comercio callejero y las peluquerías, por ejemplo, han podido reabrir sus puertas en Río.

USO DE CLOROQUINA

Por otro lado, el Hospital Albert Einstein, situado en el sur de Sao Paulo y una de las principales instituciones médicas en Brasil, ha contradicho este lunes a al Gobierno en relación al uso de la cloroquina, un fármaco usado frente a la malaria, ampliamente recomendado por Bolsonaro y los suyos como tratamiento para la COVID-19.

Después de que el pasado viernes el hospital divulgase una nota informativa al personal médico en la que se les notificaba que no prescribiesen medicamentos cuya base fuera de cloroquina para tratar la COVID-19 debido a la falta de evidencias científicas acerca de los beneficios de su uso, el secretario ejecutivo del Ministerio de Salud, Élcio Franco, ha criticado a la institución por haber reculado en sus declaraciones acerca del fármaco.

Según apunta el periódico O Globo , el uso de la cloroquina como posible tratamiento para la COVID-19 venía siendo defendido por parte del hospital Albert Einstein, pero modificó su recomendación después de que la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos revocase el permiso para el uso de este fármaco.

Print Friendly, PDF & Email
Share