Borrell advierte en la Eurocámara del creciente liderazgo de Turquía y Rusia en el Mediterráneo

Ve un “rayo de esperanza” en Libia si se consolida el alto el fuego y arranca el Proceso de Berlín

BRUSELAS, 15

El Alto Representante de la Unión para la Política Exterior, Josep Borrell, ha advertido del creciente liderazgo de Turquía y Rusia en el Mediterráneo ante su capacidad de influencia en el conflicto de Libia, frente a una UE que continúa con su “mantra” de que no hay una solución militar.

En una alocución ante el Pleno del Parlamento europeo en un debate sobre la crisis de Libia, Borrell ha alertado de que la UE tiene que reforzar su papel en la región ya que Ankara y Moscú han tomado la delantera. “Nosotros defendemos que no hay una solución militar, pero este mantra lo hemos estado repitiendo en Siria también y al final ha habido una solución militar”, ha señalado.

A su juicio, hay un peligro real de que en Libia se repita ese escenario aunque los Veintiocho estén “convencidos” de que la salida al conflicto no tiene que ser militar. “Al final en Siria, rusos y turcos llevaron la solución y fue militar y ello ha cambiado el equilibrio en el Mediterráneo oriental”, ha explicado, apuntando que ahora su influencia se puede extender a la parte central del Mediterráneo, algo que debería preocupar a todos los países porque “a nadie le gustará tener un anillo de bases militares rusas y turcas controlando el flujo migratorio hacia Europa”.

Con todo, ha reiterado que los países europeos han reforzado su papel en Libia, pero en los últimos seis meses Turquía y Rusia han tomado el liderazgo porque se han comprometido militarmente en el terreno. No con tropas, según Borrell, sino con un flujo de armas.

“RAYO DE ESPERANZA”

Sobre los últimos acontecimientos en Libia, donde se pactó un alto el fuego y los principales actores han sido invitados a participar este domingo en Berlín a una conferencia internacional, el Alto Representante ha señalado que esto abre un “rayo de esperanza” y significa una oportunidad para Libia.

Si bien, Borrell ha combinado mensajes de optimismo con otros menos halagüeños, ya que, a su juicio en Libia la situación está yendo “de lo malo a lo peor” y en el mismo debate ha llegado a decir que no puede asegurar que el alto el fuego vaya a respetarse o que la propia conferencia de Berlin vaya a tener lugar el próximo domingo.

Sobre su papel como jefe de la diplomacia ha reiterado que tiene el mandato del Consejo de Asuntos Exteriores para redoblar los esfuerzos diplomáticos y “hablar con todas las partes” del conflicto libio, así como hacer una labor de seguimiento del embargo de armas y del alto al fuego si se pone en pie, algo que el mismo Borrell se ha cuestionado si sucederá.

Print Friendly, PDF & Email
Share