Bono dice que plantear un relator para Cataluña es “un insulto a España” y que para mesa de partidos está el Congreso

Votará a favor del pacto PSOE-Podemos porque “no hay alternativa” y augura una moderación de los morados , que en C-LM “desaparecieron” tras entrar en la Junta

El exministro y ex presidente del Congreso, José Bono, ha calificado de “insulto a la España democrática y constitucional” que se plantee un relator que ejerza de notario de una mesa de partidos en la que se discuta una solución para Cataluña, y ha añadido que, para debatir, están el Congreso y el Senado.

Bono ha hecho estas declaraciones en la presentación de la tercera parte de sus memorias, Se levanta la sesión. ¿Quién manda de verdad? , un libro en el que recoge sus años como presidente del Congreso y en el que se tratan asuntos que siguen de actualidad, como la crisis política en Cataluña.

El veterano socialista ha dicho que el constitucionalismo tiene que estar unido para defender el país como lo está el independentismo catalán para impulsar el secesionismo. “España merece líderes unidos en defensa de la Constitución y la igualdad, o triunfará lo más antiguo e insolidario como es el secesionismo”, ha dicho.

Ha apostado una vez más porque PSOE y PP colaboren frente al independentismo y por que se haga “lo que se pueda para que no se produzca la secesión”, como no callar ante el presidente de la Generalitat, Quim Torra, cuyas declaraciones encuentra “patéticas” y a quien hace bien el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en no cogerle el teléfono (Torra denunció que le había llamado tras la sentencia del Supremo por el 1-O sin éxito). “A Torra lo que hay que cogerle es la matrícula y verán que es la misma que la del fugado Puigdemont”, ha apuntado.

Dicho esto, ha calificado de “insulto a la España democrática” que se plantee una mesa de partidos con un relator, figura que llegó a aceptar el Gobierno en plena negociación presupuestaria con ERC pero que rechazó poco después. “Tenemos foros y ámbitos para discutir como son el Congreso y el Senado”, ha asegurado, y ha insistido en pedir unión entre los partidos constitucionalistas frente al independentismo.

NO HABRÁ PAGO A ERC

El voto de ERC, sin embargo, puede ser decisivo para que Pedro Sánchez sea elegido de nuevo presidente del Gobierno. Bono ha asegurado que los de Esquerra pueden optar por facilitar ese Ejecutivo o provocar terceras elecciones, pero a su juicio lo que es seguro es que no logrará un pago por su voto. “La línea roja por la que unos pocos en Cataluña no pueden decidir por todos los españoles no se la puede saltar el PSOE. Y no se la va a saltar, porque sería traicionar su propia memoria histórica”, ha explicado.

Bono ha defendido en general el pacto entre su partido y Unidas Podemos para formar gobierno en coalición, sobre todo porque no hay alternativa, ha dicho: “Este es el único posible, aunque hubiese otros deseables”, como un acuerdo en abril con Ciudadanos. En cuanto a un entendimiento con el PP, ha acusado a este partido de no haberlo querido y hasta de “haber exhumado en vida a Aznar” para exigir que se marche Pedro Sánchez.

PODEMOS SE MODERARÁ

El ex dirigente socialista ha asegurado que votará por tanto a favor de ese pacto PSOE-Unidas Podemos y que Pedro Sánchez sabe que tiene su “conformidad”. Y se ha mostrado seguro de que el partido morado se moderará si entra en el Gobierno y de que el PSOE impedirá que desde el Ejecutivo “se propague el odio social” exhibido en ocasiones por los de Pablo Iglesias.

Y ha apuntado que a Podemos le podría ocurrir a escala nacional lo que en Castilla-La Mancha, que el socialista Emiliano García-Page acordó con ellos un gobierno con reparto de consejeros en la pasada legislatura y hoy “no queda rastro de Podemos”.

“Tengo el convencimiento de que si ese gobierno logra hacerse, no van a ser tan graves las consecuencias como anuncian los agoreros. Se moderará Podemos, igual que han cambiado de criterio y vida en tantos ámbitos”, ha agregado.

TOMANDO NOTAS DESDE 1992

José Bono comenzó en 1992 a tomar nota de lo que ocurría a su alrededor, según ha explicado él mismo, y esta es la razón principal de que publique sus diarios: porque los tiene, porque ni se los escriben ni se los inventa, ha proclamado. Con el que presenta ahora cierra una trilogía iniciada en 2012 con Les voy a contar y que continuó en 2015 con Diario de un ministro , todos ellos en la editorial Planeta.

Este libro recoge la vida en torno al Congreso de los Diputados en los años que Bono lo presidió y se convirtió en tercera autoridad del Estado. “No mandabas nada, pero te enterabas de todo y ahí empieza el interés”, ha dicho. Asegura que el libro es sincero con todos y que tiene la autorización de todos los mencionados para que publique sus anécdotas.

De todos menos del Rey emérito, del que tampoco Bono cree necesitar permiso porque ha ratificado con terceras personas lo que narra. Por ejemplo, sobre el intento de golpe de Estado del 23-F, que no triunfó gracias a Juan Carlos I, ha dicho. O cuando le aseguró que pensaba morirse como Rey “en la cama”, según recoge en otra parte del libro, cosa que no ha ocurrido. Del sucesor, Felipe VI, ha dicho que no se parece a su padre ni a su abuelo y que de no ser él el sucesor, “probablemente en España no habría monarquía”. “Su carácter es una especie de prórroga a la monarquía”, ha interpretado.

El libro repasa también anécdotas con los expresidentes del Gobierno Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero, con quien asegura que comparte el diagnóstico de que quien manda es el dinero, no el Estado. “Aunque yo añado que también los mandamases de los partidos mandan mucho”, ha dicho.

De los diputados, José Bono ha dicho que son sumisos como la nieve es blanca, porque el que no lo sea no repetirá en la lista electoral. Pueden discrepar, pero nadie lo hace en contra de su grupo parlamentario, ha apuntado el ex presidente del Congreso. “El diputado autónomo tiene menos futuro que el diputado autómata”, ha manifestado.

Dicho esto, el político socialista ha asegurado que quiere reivindicar su profesión porque los políticos se equivocan, pero también hay dentistas que se equivocan de muela y curas “que no creen en Dios” sin ser tan denostados.

Bono publica esta obra a punto de cumplir 69 años, 50 como miembro del PSOE, y en estos años cree que el odio en la política ha terminado por cotizar más que el conocimiento, en sus propias palabras. Frente a ello, ha apostado por la moderación pero no ha dejado de recomendar a quien quiera ser diputado que busque antes el apoyo de quien hace las listas que de quien tiene que votarlas en las urnas.

Print Friendly, PDF & Email
Share