Bielorrusia cierra todas sus fronteras, a excepción de la rusa, por la «situación epidemiológica»

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, ha anunciado este jueves el cierre de las fronteras con Letonia, Lituania, Polonia y Ucrania –pero no con Rusia– debido a la «situación epidemiológica» que atraviesa el país a pesar de haber estado minimizando la gravedad de la pandemia durante meses.

«Tenemos que cerrar las fronteras», ha dicho el mandatario, que no ha dado más detalles. Anteriormente, Lukashenko había descrito la pandemia de coronavirus como una «psicosis».

Según las cifras oficiales, el país ha constatado 96.529 casos de COVID-19 y 973 fallecidos. Sin embargo, muchos médicos bielorrusos estiman que esta cifra podría ser mucho más alta.

El Gobierno ha explicado durante la jornada que los viajes estarán limitados durante un periodo de tiempo ilimitado. No obstante, la frontera seguirá estando abierta para los diplomáticos.

El anuncio se ha producido después de que algunos ciudadanos se quejaran de que tenían imposibilitada la entrada en el país actualmente.

Voces disidentes aseguran que tras esta decisión se esconde una motivación política y que, por ello, los países afectados son aquellos que han puesto en tela de juicio su relación con Minsk a raíz de las fuertes protestas registradas tras las elecciones del 9 de agosto, que muchos consideran fraudulentas.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Lituania, Linas Linkevicius, ha indicado que no ha sido notificado sobre un cierre fronterizo y ha especificado que no cree que la decisión haya sido tomada por la situación sanitaria.

Print Friendly, PDF & Email