Aterriza en Saná un avió n de UNICEF con casi dos millones de vacunas para los niñ os yemení es

Un avión fletado por UNICEF ha llegado este domingo al aeropuerto de Saná, la capital de Yemen, ahora bajo control rebelde, con 1,9 millones de dosis de vacunas, tras levantarse el bloqueo al país, según ha informado el propio Fondo de Naciones Unidas para la Infancia.

Con estas vacunas se pondrá en marcha una campaña nacional para inmunizar a 600.000 niños de todo el país contra enfermedades como la difteria, tos ferina, tuberculosis, neumonía y meningitis.

Las vacunas llegan en un momento crítico para los niños de Yemen, ya que las existencias se estaban agotando rápidamente, con lo que estaba aumentando el riesgo de más niños de enfermar e incluso morir. A día de hoy, apunta la agencia de la ONU, un niño muere cada 10 minutos en Yemen debido a causas prevenibles.

Los niños y niñas de Yemen esperan la llegada de más suministros humanitarios que se necesitan urgentemente.

LEVANTAMIENTO DEL BLOQUEO

Este sábado llegó a Saná el primer vuelo con cooperantes humanitarios desde que Arabia Saudí, que lidera la coalición internacional contra la insurgencia, impusiera un bloqueo en todo el país que ha amenazado con diezmar a la población.

“El primer avión ha llegado ya a Saná, esta mañana, con ayuda humanitaria y trabajadores”, confirmó ayer la portavoz regional del Programa Mundial de Naciones Unidas, Abeer Etefa. Otros dos aviones han aterrizaron poco después, según han verificado fuentes aeroportuarias.

Los grupos humanitarios han aplaudido la decisión de Arabia Saudí de levantar el bloqueo para la entrada de ayuda, pero han advertido de que el fin de las restricciones ha obstaculizado gravemente el proceso de asistencia a los cerca de siete millones de yemeníes que corren el peligro de morirse de hambre.

Arabia Saudí ha confirmado que ha emitido 42 permisos para la entrada de ayuda por aire en Saná y por mar en Hodeiah, aunque fuentes de este puerto han informado de que no tienen constancia de llegadas en los próximos días.

Print Friendly, PDF & Email
Share