Asociaciones cántabras piden elevar el presupuesto cultural al 2,5% hasta alcanzar los 42 millones en 2019

Siete asociaciones profesionales del ámbito de la cultura se han unido en Cantabria para consensuar demandas comunes a todo el sector y exigirlas de manera conjunta.

Entre esas peticiones, destaca el incremento de los presupuestos públicos para que sean “al menos iguales” a antes de la crisis. Así, para el próximo año exigen pasar del 0,76 al 1,5% del montante total, para incrementar las partidas de las cuentas regionales de 21 a 42 millones, y así “progresivamente” hasta lograr los niveles previos, en tanto que en los ayuntamientos se debe elevar hasta el 5%.

Una solicitud que los colectivos agrupados trasladarán a todos los partidos con representación en el Parlamento autonómico de cara a la elaboración del documento económico de 2019, a propósito del cual también plantearán que la Consejería de Obras Públicas destine el 1,5% de sus inversiones a actividades culturales en los municipios, como ya hace el Ministerio de Fomento.

Así lo ha expuesto este jueves en rueda de prensa una portavoz de las siguientes asociaciones de profesionales de la cultura de Cantabria: Instituto de Arte Contemporáneo (IAC); Plataforma de Empresas Culturales de Cantabria (PECCA); Asociación de Galeristas de Arte Contemporáneo de Cantabria (AGACC); Asociación Cántabra de Profesionales de Circo (ACPC); Asociación Cántabra de Empresas Productoras de Artes Escénicas (ACEPAE); y Asociación Cantabria Movimiento en Red (ACMER), así como el gremio de editores de la región.

Todas estas agrupaciones se han unido ahora al considerar que es “el momento óptimo” para hacerlo, dado que hay una “efervescencia cultural” en la región, y la idea es aprovechar esta coyuntura para sentar las “bases” que propicien un “buen nivel” del sector.

Para ello, estos colectivos -que dejan la puerta abierta a otros que quieran sumarse a sus reivindicaciones- han cosensuado peticiones comunes y fundamentales -ocho en total- y las han recopilado en un documento que trasladarán a las administraciones de la Comunidad, para intentar atajar las “problemáticas” existentes por “falta de políticas culturales estables”.

PETICIONES

Entre esas peticiones que quieren plantear de manera “clara y unánime”, como si fuera una “única voz que habla en nombre de todo un sector” que engloba a “multitud” de profesionales, también figura, al margen de las reivindicaciones presupuestarias, el plan estratégico y los planes directores municipales, que las asociaciones del ramo instan a elaborar con “urgencia” al Gobierno regional y a los ayuntamientos.

Uno y otros “deberán desarrollarse conforme a una metodología científica, coordinados por profesionales y que integren a las asociaciones y agentes del ecosistema cultural”, apuntan al respecto. Y, de manera previa, piden un informe técnico para conocer la realidad actual del ecosistema cultural en la Comunidad.

Sobre los jurados de los concursos, premios, subvenciones o becas, los profesionales de la cultura creen que han de rotar para que exista “pluralidad en las voces que salvaguardan la cultura y que deben ser siempre de reconocimiento público”. En este sentido, recomiendan que más del 60% de sus miembros sean personas designadas por asociaciones del sector, para asegurar así la “transparencia” de los mismos.

En relación con subvenciones, apuestan por diferenciar “claramente” a los profesionales de los aficionados, “adaptándose lo máximo posible al manual de justificación del Ministerio de Cultura”, que permite la valoración de los creadores o el reajuste de los proyectos en función a las ayudas. Quieren además que las subvenciones sean “ecuánimes”, “no favoreciendo sustancialmente a ningún sector o gremio por encima de otro”.

También piden a los grupos parlamentarios que presenten y aprueben una proposición no de ley para que la Cámara inste al Gobierno central a poner en marcha las 75 propuestas del Estatuto del Artista y trabajador de la cultura, recién aprobado por unanimidad por todos los partidos en el Congreso de los Diputados.

Además, las siete asociaciones unidas consideran que la cultura debería tener sus propios organismos, como son la Consejería y concejalías del área, de manera independiente a otros sectores.

Finalmente, solicitan que se cumpla la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, también en el ámbito cultural, y que las direcciones de salas, museos, organizaciones o instituciones públicas implementen los concursos o se adapten a las buenas prácticas que vienen poniéndose en marcha en materia de cultura en la última década.

Print Friendly, PDF & Email
Share