Aprobadas un centenar de propuestas de resolución, muchas para la Cantabria post-COVID

El Parlamento pide al Gobierno un plan económico para recuperar Cantabria, no subir impuestos y medidas de conciliación laboral

SANTANDER,

El Pleno del Parlamento de Cantabria ha aprobado en el primer Debate del Estado de la Región de la legislatura 97 propuestas de resolución –70 de ellas por unanimidad–, muchas de las cuales están dirigidas a abordar la era post-COVID19 en la comunidad y paliar las consecuencias de la pandemia.

Concretamente, han salido adelante las 59 iniciativas presentadas por PRC-PSOE; 23 de Cs, 8 del grupo mixto-Vox y 7 del PP.

Y entre las que han salido adelante por unanimidad –44 de PRC-PSOE, 14 de Cs y 6 populares y otras tantas de Vox- destaca una propuesta del PP para instar al Gobierno regional a iniciar los trabajos para elaborar desde el consenso político, social e institucional un plan de recuperación económica de legislatura, con directrices presupuestarias para los ejercicios que restan hasta 2023.

Los populares también han visto aprobadas otras en las que pedían al Gobierno de España que no presente el recurso contra los 22 millones de la anualidad de 2016 de las obras de Valdecilla, un plan regional por la sanidad pública, mantener el gasto productivo en inversión pública; redactar un nuevo Plan Energético Regional (PLENERCAN) y ayudas extraordinarias para el turismo y la hostelería.

Por su parte, de las aprobadas de Cs destaca una en la que instaba al Gobierno de Cantabria a comprometerse a no subir los impuestos en los Presupuestos regionales de 2021 y a abrir una mesa de negociación con los grupos parlamentarios para consensuar dichas cuentas y éstas respondan a la situación extraordinaria derivada de la crisis del COVID-19.

En otras, el partido naranja –con 3 diputados en la Cámara– no ha corrido la misma suerte, como aquella que pedía al Gobierno regional que instase al Ejecutivo central a no tramitar el proyecto de ley de reforma educativa y buscar un consenso entre todas las fuerzas políticas y el ámbito educativo, que no ha salido adelante por el voto de regionalistas y socialistas.

En cambio, en educación, se ha aprobado una iniciativa –que partía de una propuesta de Cs, transaccionada con PRC y PSOE– para negociar las decisiones que correspondan al ámbito educativo, como el calendario escolar; la elaboración de los protocolos de seguridad para el próximo curso o la dotación de las plantillas con toda la comunidad educativa.

En dicha propuesta, se pide abordar el aumento de la plantilla de profesores en todos los niveles educativos el próximo curso para hacer frente a las nuevas necesidades surgidas de la crisis del COVID-19 y la implantación de medidas de seguridad, como las reducciones de la ratio o la convivencia de la docencia presencial y telemática.

De Vox han salido adelante ocho resoluciones: para apoyar y fomentar el sector primario, defender las cuotas de captura de pescado azul por la flota cántabra, un plan para mejorar la seguridad en los entornos urbanos de los cauces de los ríos, potenciar medidas de conciliación laboral o incentivar los estudios de grado o master bilingües. Y con la abstención del PP han salido adelante dos iniciativas más del grupo mixto, una de ellas para desarrollar un plan eólico propio.

Por su parte, el grueso de las registradas por PRC y PSOE han contado con el respaldo de la oposición, que ha votado sí a la mayoría pese a criticar el contenido, a su juicio, «vacío», «genérico» y «poco ambicioso» de algunas de ellas.

Así, por ejemplo, el PP, principal grupo de ésta, ha apoyado todas menos tres y se ha abstenido en dos; Cs ha dicho sí a todas, y Vox ha votado a favor salvo una decena de ellas, en las que se ha abstenido.

Print Friendly, PDF & Email
Share