Air France-KLM pierde 6.078 millones hasta septiembre y anticipa un cuarto trimestre «desafiante»

El grupo Air France-KLM registró unas pérdidas netas de 6.078 millones de euros durante los primeros nueve meses del año frente a los beneficios de 135 millones de euros del mismo periodo del pasado año, según ha informado este viernes la compañía, que espera que el cuarto trimestre sea «desafiante».

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) fue también negativo por 1.282 millones de euros (frente a los 3.263 millones positivos de una año antes), mientras que el beneficio operativo cayó hasta los 3.414 millones de euros negativos (frente al beneficio de 1.000 millones de un año antes). Para el cuarto trimestre, la compañía espera que un Ebitda «mucho más bajo» que el del tercer trimestre.

Los ingresos del grupo se redujeron un 58,8% hasta septiembre, con un total de 7.220 millones de euros y, durante estos nueve meses, el grupo transportó a 28,1 millones de pasajeros, un 64,7% menos. A 30 de septiembre, la compañía disponía de 12.400 millones de euros en liquidez o líneas de créditos disponibles.

Air France-KLM señala que, tras el levantamiento del cierre de fronteras a finales de junio, el grupo observó cierta recuperación de la demanda que se extendió hasta mediados de agosto.

Sin embargo, las nuevas imposiciones a los viajes que impusieron algunos gobiernos a finales del verano volvieron a afectar a la demanda y la compañía tuvo que volver a adaptar su capacidad.

El grupo no tiene ninguna «visión» sobre la recuperación de la demanda, que es altamente dependiente de las restricciones a los viajes. En este sentido, el periodo de cuarentena que comienza este viernes en Francia es una nueva «dificultad».

La compañía perdió 1.665 millones de euros en el primer trimestre, con una caída del 69,8% de los pasajeros, hasta los 8,7 millones, y un resultado operativo negativo de 990 millones de euros.

PLAN DE REESTRUCTURACIÓN

Air France-KLM diseñó un plan estratégico en 2019 que comenzó a aplicarse en 2020, sin embargo, la crisis del coronavirus y su impacto provocaron que la compañía adoptara medidas de reducción de costes y protección de efectivo.

Una de las principales medidas fue reducir el gasto por personal, acogiéndose a los mecanismos de ayudas de los gobiernos de Francia y Países Bajos.

Además, ha puesto en marcha un plan de reestructuración de las plantillas, con la intención de adaptarlas a la nueva situación y a la escasa demanda, que se prolongará en el tiempo, para lo que ya ha comenzado a negociar y alcanzar acuerdos con los sindicatos. Con este, KLM reducirá su plantilla en hasta 5.000 trabajadores a tiempo completo para finales de 2020, mientras que Air France reducirá su plantilla en 4.000 empleados este año y un total de 8.500 para 2020.

También ha retirado de su flota los Airbus A308, los Boeing 747, Canadair Jet y el Embraer 145 con la intención de adaptar su flota a la demanda actual.

Print Friendly, PDF & Email