AI acusa a varios cascos azules de drogar y violar a una joven en Repú blica Centroafricana

Naciones Unidas investigará la acusación contra varios cascos azules de la ONU desplegados en República Centroafricana, sospechosos de haber drogado y violado a una joven en la localidad de Bambari el pasado 30 de septiembre, según ha informado este miércoles Amnistía Internacional (AI).

“Existen pruebas contundentes de que al menos uno de los cascos azules de procedencia mauritana, y puede que más, violaron a una mujer joven”, ha afirmado la Asesora de Respuesta ante Crisis de Amnistía Internacional, Joanne Mariner. “Las autoridades públicas de Bambari han confirmado la violación y la ONU ya lo está investigando”, ha añadido Mariner.

La supuesta mujer afectada, de 19 años, ha relatado en una entrevista con AI que volvía de un funeral sola, cuando unos cascos azules le ofrecieron una taza de té. La joven ha explicado que aceptó y se la tomó porque se sentía enferma, pero que horas después se despertó prácticamente desnuda y tirada en el suelo.

La ONG ha recogido que un trabajador sanitario se encontró a la chica andando por la calle en medio de la noche, con aspecto de estar enferma y sedada, por lo que la llevó a un punto médico y le puso un tratamiento para que se recuperase. El enfermero aseguró que un soldado mauritano, que ya ha sido identificado, acudió en dos ocasiones al centro sanitario preguntando dónde estaba la mujer.

Tras las sospechas de posible violación, la mujer se sometió a unas pruebas en un hospital cercano que certificaron que había sido víctima de sedantes y de violencia sexual y el centro le proporcionó pastillas anticonceptivas de urgencia y medicación contra el VIH.

Por su lado, varios trabajadores locales visitaron la supuesta escena del crimen y notificaron que vieron preservativos y envoltorios por el suelo, una información que ha corroborado la Policía.

Amnistía Internacional ha explicado que si se confirman las acusaciones los culpables serán repatriados, suspendidos y juzgados. A pesar de que los soldados de la Misión de Estabilización de la ONU en República Centroafricana (MINUSCA) ya han recibido varias acusaciones en su contra por supuesta violación, se trata del primer caso que está siendo oficialmente investigado.

El líder de la MINUSCA, Parfait Onanga Anyanga, ha denunciado que la ONU se ha tomado las acusaciones muy en serio y ha desplegado a un grupo de investigadores en Bambari para estudiar el caso.

Print Friendly, PDF & Email
Share