Afectados por la línea Cacicedo-Astillero piden “empizar de cero” tras el 26M

Más de medio centenar de personas afectadas por la línea de alta tensión Astillero-Cacicedo se han concentrado ese sábado ante la Delegación del Gobierno en Cantabria, donde han mostrado su rechazo no al proyecto en sí, sino a cómo está planteado, y han pedido a los próximos gobiernos -municipales y regional- que se conformen tras las elecciones del 26 de mayo que se “empiece de cero”.

Así, solicitan a los próximos responsables de los ayuntamientos de Astillero y Camargo y del Ejecutivo autonómico que “reestudien” el proyecto actual, se resuelvan los recursos de alzada interpuestos, que se anule el expediente en tramitación y se busquen “alternativas” al trazado planteado, contando para ello con la participación de los vecinos implicados y cumpliendo la legalidad, algo que a su juicio ahora no se está produciendo.

Así lo ha manifestado a Europa Press Óscar Aja, presidente de la Plataforma, que aglutina a cerca de 300 personas de las que unas 70 se han desplazado hasta Santander para concentrarse ante la sede de la Delegación del Gobierno, tras pancartas en las que se podía leer No me cablees o No alta tensión .

Con motivo de esta cita, que se ha prolongado durante una media hora, y en la que han coreado consignas como “Red Eléctrica cablea, el pueblo se cabrea”, los vecinos de las localidades afectadas por la línea proyectada -de 220 kv, que discurría soterrada de la subestación de Atillero a la de Cacicedo- han advertido de nuevas manifestaciones contra este proyecto, que atraviesa los núcleos de Guarnizo, Revilla, Herrera y Cacicedo.

Denuncian que para su proyección se han usado planos anteriores al año 2000, cuando no estaban construidas “muchas” viviendas que hay ahora, por lo que pasa a “escasos metros” (cuatro o cinco) de algunas de ellas.

Critican también que el correspondiente expediente se empezó a tramitar en el año 2010, aunque se paralizó en 2012 por la crisis y se retomó en 2017, coincidiendo con la creación de este colectivo, y apuntan que ahora está en “standby”.

Además, aseguran que apenas ha habido información en relación con la tramitación, tan solo “lo mínimo” para cumplir con la legalidad. En este punto, aseguran que no está el pertinente estudio de impacto ambiental, y aseguran que la línea atraviesa o pasa cerca de zonas “muy sensibles” como los soplaos de Revilla o un acuífero de Cacicedo.

Para finalizar, desde la plataforma recuerdan que no están en contra de este proyecto, pero sí de que no se haya planteado ninguna alternativa, tan solo “modificaciones” al proyecto inicial elaborado por Red Eléctrica y que tildan de “parches”.

Print Friendly, PDF & Email
Share