Abascal llama camisa azul a Revilla y reprocha al PRC su compromiso con el PSOE

MADRID/

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha cargado este miércoles contra representantes del Grupo Mixto, recordando el pasado como camisa azul del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y ha reprochado al PRC su compromiso con el PRC.

En su rifirrafe con los miembros del Grupo Mixto durante el debate de la moción de censura, ha lamentado que el diputado del PRC, José María Mazón, haya acusado a Vox de atacar las libertades y le ha pedido que pregunte a Revilla, «que era camisa azul y franquista conocido y reconocido».

«Yo nací en 1976 y ni usted ni Revilla me van a dar ninguna lección de defensa de la democracia», ha avisado Abascal recordando su etapa como concejal en el País Vasco. Y ha apuntado que Revilla también fue entonces candidato en el municipio de Llodio, «pero desde Cantabria». Mazón ha explicado después que Revilla se presentó en las listas electorales vascas «por el miedo que había allí a ETA».

En cualquier caso, Abascal le ha reprochado los compromisos que tiene el PRC con el PSOE, igual que al representante de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, a quien ha acusado de «inventarse todo» para censurar a Vox.

Además, ha tildado de «equidistante» a la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, acusando a Teruel Existe de traicionar a sus votantes y al representante de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, de mentir en sus acusaciones a Vox.

Abascal solo ha reconocido la labor de los miembros de Foro Asturias y UPN, pese a que ambos han anunciado que no le apoyarán en su intento de desalojar a Pedro Sánchez del Palacio de la Moncloa.

En cuanto al diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, el líder de Vox le ha recordado la «ola de simpatía» que despertó el escaño logrado en las últimas elecciones generales y ha lamentado lo «pronto» que la ha «malgastado» entregando la confianza de su provincia «al Gobierno de la mentira, ruina y traición».

Abascal también ha criticado el discurso de Ana Oramas, a quien ha exigido que «deje de jugar a la equidistancia» y ha avisado de que muchos de sus votantes apoyan la defensa de Vox de una regulación de la inmigración ilegal que llega «en avalanchas» a Canarias.

CERCANÍA A UPN Y FORO ASTURIAS

El líder de Vox solo ha mostrado sintonía con los representantes de Foro Asturias y UPN. «Respecto profundamente sus planteamientos e incluso su voto», ha asegurado a ambos, agradeciéndoles su «preocupación» por las regiones planteado desde la «lealtad» al proyecto común de España «y la defensa del interés general compatible entre la patria chica y la patria grande».

Abascal solo les ha reprochado que acusen a Vox de centralismo, ya que ha asegurado que sus críticas al estado de las autonomías no están hechas desde un planteamiento centralista sino con la desigualdad generada entre distintos territorios e incluso entre provincias dentro de una comunidad autónoma. «Quizá incluso en esos planteamiento estamos más cerca de lo que puedan imaginarse», ha apuntado.

Print Friendly, PDF & Email